Atender la quema forestal, generada por la sequía o causas humanas, le costó $476 millones al país. El centro del país es el más afectado.


Los incendios que se presentaron en las últimas semanas además de daños naturales, también causaran pérdidas millonarias al país. Según el Departamento Nacional de Planeación (DNP), las quemas de vegetación le costaron a Colombia $476 millones el año pasado.

Así mismo, la recuperación del bosque afectado podría tardar hasta 30 años y generará pérdidas de servicios ecosistémicos por $2,9 billones .

El Director del DNP, Simón Gaviria, aseguró que “al perder bosque, el país pierde servicios ecosistémicos como la regulación hídrica, el control de la erosión y de los sedimentos, el uso de biomasa y la captura de carbono, claves para la calidad de vida de los ciudadanos y para la economía. Esta cuantificación sirve para que los municipios y departamentos prioricen acciones de prevención en sus territorios con el fin de minimizar las pérdidas económicas”.

Los departamentos más afectados, según la entidad, son Magdalena, Boyacá, Cundinamarca, Casanare y Huila. “Un hecho curioso es que en Chocó, San Andrés y Vaupés no se ha reportado hectáreas afectadas en el 2015”.

La actual sequía por la que atraviesa el país tiene un impacto negativo en la oferta hídrica, como se ha registrado en las últimas semanas en ríos como el Magdalena, lo que hace que las coberturas forestales tengan menor humedad, volviéndose más vulnerables a los incendios, “como sucedió en el caso de los Cerros Orientales en Bogotá”, concluyó la entidad en un comunicado de prensa.

Fuente: Elespectador.com