Claudia Zambrano, habitante de Quintas de la Laguna, fue brutalmente golpeada por su esposo luego de que este se dejara llevar por un ataque de celos. Sin embargo, aunque en su momento la víctima acudió a las autoridades para denunciar la agresión y la amenaza, el delicado caso no fue atendido oportunamente.


vía-salitre-soacha

vía-salitre-soacha

Los hechos se presentaron en la casa de la víctima, quien como pudo escapó de la cobarde agresión del sujeto para esconderse en la caseta de los celadores del lugar, donde se refugió en uno de los baños, procurando no ser alcanzada por el hombre. Aunque con persistencia se llamó a la Policía, los uniformados jamás llegaron.
Luego del hecho, Claudia se desplazó hasta la URI de la Fiscalía, donde según indica, sólo estaba de turno un funcionario de la Sijín, el mismo que finalmente la ‘atendió’, si es que se puede asegurar eso, teniendo en cuenta que lo único que obtuvo la mujer agredida fue que esta persona llamara a su esposo por celular y le dijera que “no le pegara porque él también lo hacía con su esposa y eso era un problema muy delicado para él”. Posteriormente, el funcionario se limitó simplemente a responderle a Claudia que se fuera para su casa.

No teniendo más alternativa, la víctima regresó a su vivienda y lo único que pudo hacer como medida preventiva y de seguridad, fue cambiar las guardas de las puertas de su casa. No obstante, el miércoles pasado, tres días después de sucedidos los acontecimientos, ella salió de su casa a comprar víveres a un supermercado cercano, momento que aprovechó el agresor para interceptarla e ingresarla por la fuerza a un automóvil, en el que fue llevada hasta el local del individuo, ubicado cerca del Surtimax de la Calle 15 con Autopista sur.
Según la víctima, allí fue encerrada y nuevamente agredida con una varilla en su cuerpo, con los dedos en sus ojos, y como si fuera poco, cortada con un cuchillo en su cara y en varias partes de su cuerpo.

Al ver que Claudia seguía consciente, el sujeto buscó un objeto más contundente para agredirla, pero en medio del descuido la mujer logró escapar de la tortura a la que era sometida. Como pudo se dirigió nuevamente hasta la URI, donde a pesar de las heridas y el estado lamentable en que se encontraba, le dijeron que lo suyo se trataba de un caso común de violencia intrafamiliar, y que antes de cualquier cosa debía ir al hospital, de donde la mandaron para Medicina Legal; allí tampoco se le solucionó nada. En medio de todo este calvario, con su cuerpo en una lamentable situación y con el temor de las amenazas hechas por el que fuera su compañero sentimental, Claudia fue otra vez ignorada por las autoridades, pues su denuncia no fue recibida sino hasta la mañana de este viernes, luego de que el caso se conoció en la Personería de Soacha, e incluso llegó hasta el mismo Alcalde Juan Carlos Nemocón, que trasladó la situación al Coronel Alejandro Murillo, Comandante de la Policía de Soacha:

“Como Personería conocimos el caso, logramos que fuera recibido y en este momento estamos empezando a hacer lo que nos corresponde como Ministerio Público para poder conocer los hechos y mirar qué tipo de ayuda y protección le damos a esas mujeres que son agredidas, pero que sus casos por lo general son manejados como simples peleas . Si se hubieran tomado las medidas oportunas, seguramente no estaríamos en la situación que estamos ahora. Por otro lado, si lo que argumenta la señora es tal y como ella lo cuenta, me parece grave que una persona acuda a un sitio para que le reciban una denuncia, a decir que está en peligro, y que no se tomen las medidas pertinentes, esperando por el contrario a que sencillamente sucedan estos hechos. Vamos a investigar para verificar si hubo o no una falta disciplinaria. Desde la Personería trataremos de dar todo el apoyo que se necesite en este caso”, expresó el Personero de Soacha, Henry Sosa.

“Estuve a punto de ser asesinada”:

Así lo aseguró Claudia Zambrano en el momento de contar su historia y describir la violenta, brutal y primitiva agresión que le propinó su ‘esposo’:

“Con todo lo que me ha pasado, desafortunadamente no he tenido el apoyo de las autoridades, uno los llama pero ellos nunca llegan. Estuve a punto de ser asesinada, sin embargo la URI nunca hizo nada para ayudarme, a pesar de que estaba llena de sangre y fui brutalmente golpeada. Quiero que esto que me pasó no se quede así, necesito que me protejan no sólo a mí, también a mi hijo y a mi mamá, porque temo por nuestras vidas debido a que él mismo me dijo que “esto no se iba a quedar así”, y que se desquitaría con mi mamá. Para el funcionario de la Sijín que me atendió es normal lo que pasó, pues él también le pegaba a su esposa, ni siquiera me recibió la denuncia. Para poder refugiarme tuve que esconderme como si fuera una delincuente, y aparte de eso esconder a mi hijo para que ese tipo no le fuera a hacer nada”, manifestó Claudia Zambrano.

El Comandante de la Policía responde:

Ante las afirmaciones hechas por la víctima, el Coronel Alejandro Murillo aseguró:

“Tenemos conocimiento de una posible irregularidad cometida por un funcionario de la Sijín en la recepción de la denuncia, algo que en este momento es materia de investigación, a la espera de que si se determina que esta persona incurrió en una falta, se aplique la sanción correspondiente. La Policía Nacional está en la obligación de atender todos los casos y las denuncias de los ciudadanos, los hechos que se presentan durante los fines de semana son muy diversos, por eso estamos dispuestos a atender estas situaciones. Las personas están en el derecho y la obligación de denunciar cuando sean víctimas de agresiones. Hemos iniciado el protocolo de seguridad con esta persona, para evitar que sea agredida por el mismo individuo que cometió estos hechos. El aparato judicial tiene sus procedimientos y hasta el momento no se ha dictado medida de aseguramiento ni orden de captura contra el agresor, porque se debe cumplir con un proceso. Estamos esperando esa orden para hacerla efectiva”, afirmó Murillo.

Periodismo Público.com conoció que la Fiscalía realizó una citación al sujeto que agredió a Claudia Zambrano, a fin de que este se presente la próxima semana y explique los hechos por los que es acusado, ya que se busca formular una acusación por lesiones personales, e incluso tentativa de homicidio y secuestro.

Por otra parte, desde ya el Personero de Soacha está convocando a una marcha para repudiar estos lamentables actos que día a día se están incrementando en el municipio. La fecha tentativa en la que se realizaría esta manifestación, es el próximo 8 de julio.

Foto : Calidad original