El primer sospechoso del asesinato de Sandra Milena Saldana es su expareja sentimental ya que hace menos de un mes se había separado de él, y según versiones, le propinaba golpizas con frecuencia.

La joven madre de dos niños (uno de seis años y otro de 18 meses) fue encontrada el pasado lunes en una vía de El Rosal, Cundinamarca, y fue trasladada de inmediato al hospital de Facatativá, pero su cuerpo no resistió las 25 heridas propinadas con un destornillador en  su cuello, cabeza  y pecho.

El hecho causó indignación y dolor entre la población de El Rosal, familiares y amigos, y exigieron claridad del asesinato y dar lo más pronto con el responsable.

Los familiares de Sandra Milena aseguraron que ese día la joven madre había pedido permiso porque tenía una cita en la Comisaría de Familia con su exesposo para resolver el tema de la cuota alimentaria de su hijo de 18meses.

Hay versiones que la víctima era golpeada con frecuencia por su pareja  y que ya había recibido amenazas de muerte.

Ahora las autoridades buscan al exesposo de Sandra, como primer sospechoso del crimen, y según la Policía de Cundinamarca, este sábado se expide la orden de captura en su contra.

La comunidad de El Rosal, Cundinamarca, convocó una marcha este domingo 4 de octubre a las 2:00 p.m. como una forma de rechazo a este feminicidio