Las fuertes lluvias originaron el desprendimiento de varias rocas en el sector conocido como el Pin. La vía fue cerrada totalmente en este punto.

Aunque casi de inmediato comenzó a trabajar el personal de la Concesión Concay, el paso está completamente bloqueado en este punto.

La caída de rocas se presentó en la mañana de este domingo en el kilómetro 4, sector El Pin, que además fue cerrada debido al desbordamiento de varias quebradas en la región. La caída de las piedras también puso en riesgo las viviendas sobre la vía.

Las autoridades y organismos de socorro manifestaron que las fuertes lluvias han mantenido en emergencia a varios municipios de Cundinamarca. En los últimos 10 días se atendieron inundaciones y desbordamientos en Viotá y Tena, así como el deslizamiento de una roca en la vía Sibaté – Fusagasugá, y otro que afectó al conductor de una camioneta en la vía Mesitas – Soacha.  

Apoyo:elespectador.com