Este lunes 15 de marzo comenzará el retorno gradual a la alternancia académica en 75 sedes educativas con 2.988 estudiantes.

Inicialmente lo harán instituciones educativas de La Peña, Fosca, Gama, Cajicá y Tabio, y posteriormente los municipios de Caparrapí, Tena, Quetame, Junín, Guayabetal, Tausa, Anapoima y Carmen de Carupa.

Comenzaremos con 11 municipios y tenemos la meta de poder tener a todos los municipios del departamento en alternancia de nuevo en un mes. Nuestros niños contarán con todos los cuidados y protocolos de bioseguridad en las aulas. Los municipios que dependen de la red educativa del departamento, así como los certificados, todos trabajando de la mano del Ministerio de Educación Nacional y de los docentes en beneficio de nuestros niños”, señaló Nicolás García, Gobernador de Cundinamarca.

Así las cosas, este retorno en alternancia se desarrollará en 75 sedes de instituciones educativas del departamento, que tienen 2.988 estudiantes matriculados. Para este lunes se iniciará en las sedes educativas oficiales de La Peña, Fosca, Gama, Cajicá y Tabio.

En los días siguientes, una vez se culminen las adecuaciones necesarias y se verifique el cumplimiento de los requisitos, ingresan en alternancia los municipios de Caparrapí, Tena, Quetame, Junín, Guayabetal, Tausa, Anapoima y Carmen de Carupa, hasta completar paulatinamente el regreso a las aulas en la totalidad del departamento.

Cabe anotar que, en los 108 municipios no certificados, se han conformado los Comités de Alternancia como un espacio de articulación intersectorial, en el cual se están realizando el análisis a las particularidades de cada sede educativa, el comportamiento de la pandemia y las condiciones de bioseguridad.

En ese sentido, Cundinamarca invita a instituciones, alcaldías, entes de control, entre otros actores locales, estudiantes y padres de familia, a seguir trabajando mancomunadamente a través de estos comités y con el acompañamiento permanente de la Secretaría de Educación, para que se garantice el cumplimiento de los requisitos establecidos y así empezar clases de manera presencial alternadas con jornadas de trabajo virtual y en casa, de manera segura, gradual y progresiva, que aseguren el bienestar de las niñas y niños cundinamarqueses.