A pesar de haber tocado la puerta de la Alcaldía varias veces sin éxito alguno, los habitantes de este pequeño barrio de la comuna dos sufren a diario por el mal estado de sus vías y exigen que se les tenga en cuenta para su reparación.


La indignación crece cada vez entre los habitantes del barrio Tequendama, ya que desde hace bastantes años la administración municipal no le hace mantenimiento a sus vías y a cambio de eso sí permite que el número de vehículos aumente su tránsito de manera indiscriminada por allí, siendo la comunidad y algunos carreteros quienes reparan de manera artesanal y provisional calles como la 15, la 14 y la 14 A.

“ Realmente la calle 15 está en estado crítico con mucho hueco, aparte de eso hay varias tiendas y los proveedores no pueden dejar sus productos puesto que la vía de acceso esta terrible, también hay un jardín que está al frente y el peligro es por los niños ya que pasan los camiones a alta velocidad; eso impide que los menores mantengan la seguridad, además esta es una zona residencial y cuando llueve el agua se acumula y forma un barrial que nos afecta hasta nuestra salud”, dijo Catalina Pineda, residente del sector.

“Hemos hablado con la Doctora Vera y con el Alcalde, ellos dicen que dentro del plan de desarrollo que están adelantando en pavimentación y reparcheo del municipio no están contempladas las calles del barrio Tequendama. A nosotros nos preocupa como comunidad que paga sus impuestos que nuestras vías estén en pésimas condiciones, sin embargo nosotros vamos a seguir solicitando los estudios topográficos para levantar los documentos y así radicarlos en el banco de proyectos del municipio para ver si algún día es posible ver pavimentadas nuestras calles”, manifestó Sergio Toro, Presidente de la JAC Tequendama.

De acuerdo al líder comunal, en vista de las trabas que coloca la Alcaldía municipal, la comunidad se ha visto avocada a requerir los servicios de topógrafos independientes, para ello ha solicitado la colaboración de vecinos que han sido designados para buscar a estas personas y así tal vez comenzar con alguna acción que signifique la pavimentación del barrio.
.
“Nosotros realizamos una acción ante la Alcaldía, la cual fue un documento manifestando por escrito lo expresado verbalmente ante el alcalde y la ingeniera, lo que ellos nos expresaron también por escrito que como éste barrio es tan antiguo, entonces lo que son las aguas negras bajan por una tubería muy obsoleta, por lo tanto habría que hacer el levantamiento de toda la tubería, hacer un buen relleno y ahí si la pavimentación”, replicó Toro.

“Aquí lo que pasa es que la tubería se ha venido reventando y se ha encontrado humedad en diferentes viviendas de nuestro barrio, y también cuando hay época de lluvias se posa el agua y los carros pasan a alta velocidad, salpicando las fachadas de las viviendas. La petición a la Alcaldía es que realmente también miren al centro de Soacha y nos tengan en cuenta como barrio Tequendama”, expresó Ricardo Solorio, comerciante del sector.

Así las cosas, el panorama no es claro para la población de este pequeño barrio, que a pesar de ser uno de los más céntricos del municipio y de los mejores ubicados, presenta esta clase de problemas que sin duda alguna afectan la comodidad de sus habitantes. Ahora bien, la falta de presupuesto es uno de los temas más preocupantes para la comunidad ya que las necesidades sociales de las personas son insatisfechas, mientras llegan y llegan más personas a vivir en Soacha en mejores condiciones que los habitantes que residen desde mucho antes.