Un hombre de 71 años de edad, identificado como Carlos Alberto Garzón Pineda, fue llevado
prisión con medida de aseguramiento, luego de que un fiscal adscrito a la Seccional
Cundinamarca le imputó cargos como presunto autor del delito de homicidio agravado en
contra de persona en incapacidad de resistir.

Los hechos se registraron el pasado 10 de abril a las 3 de la tarde en la población de Ubalá
(Cundinamarca), donde la víctima, propietaria de una tienda de abarrotes, habría sido
asesinada por el hoy procesado, porque ella le negó una cerveza, al considerar que no era
apropiado vender licor un Viernes Santo.

“Este señor entró en cólera y al parecer sacó de su ruana un machete, atacó a la indefensa
mujer de 61 años y sin mediar palabra, le propinó tres heridas graves en su cuerpo que le
provocaron la muerte”, anotó el fiscal del caso con sede en Gachetá (Cundinamarca).
Aunque el indiciado huyó, posteriormente gracias a la colaboración de la comunidad fue
capturado por efectivos de la Policía departamental.

Finalmente, por solicitud de la Fiscalía, el juez promiscuo de Junín (Cundinamarca) impuso
medida de aseguramiento consistente en detención preventiva en un centro carcelario.

Fuente: Fiscalía