Se logró la incautación de más de 3.000 botellas de licor adulterado e insumos para su elaboración, celulares y armas de fuego.


La Policía Nacional en Cundinamarca a través de unidades adscritas a las Seccionales de Investigación Criminal, Inteligencia Policial y del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes, bajo la coordinación de la Fiscalía General, en las últimas 24 horas desarrolló la ‘Operación Resplandor’ donde se logró la captura de 18 personas, la aprehensión de un adolescente, la incautación de más de 3.000 botellas de licor adulterado e insumos para su elaboración y 3 armas de fuego.

En el municipio de Chía fueron capturados por orden judicial cinco vigilantes, quienes facilitaban el ingreso de apartamenteros a las residencias, al desactivar los circuitos cerrados de TV y favorecer la huida de los delincuentes. A estas personas se les incautó cinco celulares y se les atribuye el hurto de joyas y relojes avaluados en $500.000.000.

Así mismo mediante una diligencia de registro y allanamiento se produjo la captura de dos delincuentes, a quienes se les halló en su poder dos armas de fuego, cuatro cámaras de video-vigilancia, tres avanteles y 32 celulares, además de artículos de uso exclusivo de la Policía Nacional como chalecos, escarapelas y uniformes de una empresa de vigilancia.

De igual manera mediante labores de inteligencia y la reacción oportuna de un cuadrante del municipio de Fusagasugá, se permitió la captura de dos fleteros quienes despojaron a un ciudadano de una fuerte suma de dinero. Estos hombres al ser sorprendidos emprendieron la huida en una motocicleta y se inició la persecución por más de diez minutos obteniendo como resultado la neutralización de ellos y la recuperación de $13.500.000.

Fuente: Hsbnoticias.com