Detenidos dos estudiantes por protestas en la UDEC

Desde las 10:00 a.m. y hasta la 1:00 p.m. de hoy miércoles, un grupo de estudiantes de la Universidad de Cundinamarca, sede Soacha, protagonizó una protesta en contra de la situación de la educación pública y la entrada del TLC al país.


La protesta estuvo relacionada principalmente con el ingreso del TLC al país y la forma como va a afectar a la educación pública. También los estudiantes manifestaron su inconformidad con el grupo de la MANE, que estaba discutiendo temas a favor de la educación y en contra de la reforma de la ley 30, porque según los estudiantes, ahora muchos tienen cargos políticos.

Inicialmente la marcha fue pacífica, buscaba principalmente llamar a la comunidad educativa a reflexionar en torno a la situación que está viviendo la educación en este momento; por esa razón, el grupo de manifestantes decidió comprar colombinas y obsequiarlas a quienes se acercaban a dialogar y preguntar el por qué de la protesta. Los policías que llegaron al lugar también recibieron golosinas, aunque posteriormente su reacción fue violenta. Según los estudiantes, el acto represivo de la fuerza pública fue el que los incitó a protegerse y por esa razón lanzaron piedras contra el ESMAD, y para evitar otras situaciones, decidieron cubrir sus rostros.

Uno de los líderes del grupo, quien pidió tener su nombre en reserva, informó que hay dos detenidos del grupo de estudiantes de la universidad, además de seis jóvenes que caminaban en los alrededores de la universidad y no estaban involucrados en la protesta. La misma persona indicó que un policía, del que se tiene su identificación, también estaba lanzando piedras y amenazando a los jóvenes con armas de fuego. «No había infiltrados y cuando se identificó que uno intentaba ingresar, inmediatamente se retiró del grupo de manifestantes», afirmó el estudiante.

«Estamos en un pueblo que era un corregimiento indígena que luchaba por lo que quería, es por este legado que la academia y los estudiantes deben tener también una lucha constante, teniendo una voz en alto que argumente la inconformidad», concluyó el líder de los manifestantes.