La Policía Nacional, Fiscalía, Secretaría de Ambiente de Bogotá y la Corporación Autónoma de Cundinamarca, realizaron operativos sorpresa en seis canteras del sur de Bogotá, entre ellas se encontraba una ubicada en comuna cuatro de Soacha.


Entre las canteras intervenidas se encuentra la que está ubicada en Ciudadela Sucre de Soacha, la más grande de las ciento ocho intervenidas por las autoridades mencionadas, pues su área aproximada es de quince hectáreas. Según Jairo Méndez, asesor técnico de la mina, se lleva cerca de 40 años extrayendo minerales como recebo, peña y piedra para la construcción, «cuando se iniciaron las labores en el lugar, no había habitantes cerca, situación que no impedía el desarrollo de las actividades mineras», explicó Méndez.

Sin embargo, las autoridades manifestaron que desde hace cuatro años se suspendió la licencia de funcionamiento a esta cantera debido al impacto ambiental que le ha provocado al cerro y el aumento de polución que ha generado problemas respiratorios a los vecinos de los barrios como San Mateo, Rincón del Lago, Los Pinos, Ciudadela Sucre, Altos de Cazucá y otros sectores cercanos.

Otro problema ambiental generado por la empresa, es que acabó con la fuentes de acuíferos que existían, además se ha convertido en factor contaminante de las quebradas cercanas al lugar, también ha generado deterioro de la capa vegetal de más de 15 hectáreas y la destrucción total de la fauna flora del sector. Esto sin contar el detrimento patrimonial ocasionado su labor.

Sin embargo, la razón principal y por la cual se logró la captura de diez personas es la ausencia de licencia de funcionamiento, por lo cual los trabajadores y dueños del lugar tendrán que enfrentar un proceso por delitos ambientales que podrá generar hasta 48 meses cárcel, en la medida que los jueces que atiendan el caso determinen la responsabilidad de los involucrados.

Aunque las autoridades no se han pronunciado se especula un cierre temporal de la mina, aún no se puede pensar en uno definitivo como ha sucedido con las 96 minas que ya se han cerrado en Bogotá, ya que el municipio de Soacha al no hacer parte del Distrito cuenta con normatividades diferentes.

Dicho operativo que además de los capturados dejó 15 buldócer y retroexcavadoras inmovilizadas estuvo dirigido por el Coronel Héctor Páez, director de Carabineros de la Policía Nacional, además fue acompañado por Gloria Elsa Árias, fiscal de la Unidad Nacional de Medio Ambiente y la supervisión de Néstor García, Buitrago, secretario Distrital de Ambiente.