En una operación de la Policía e Interpol, cayó el hombre de 27 años, quien tenía en su poder más de 80 mil videos de abusos de niños.


El coronel Freddy Bautista García, jefe del Centro Cibernético de la Dijín de la Policía Nacional, anunció ayer la captura de alias ‘Gemido Ruidoso’, considerado el mayor proveedor de pornografía infantil del país, y agregó que su detención fue posible gracias a que el pasado 4 de marzo de 2014, Interpol Colombia puso en conocimiento de las autoridades un reporte proveniente de la Policía de Cheshire, de la ciudad de Manchester, Reino Unido.

Según ese informe, fue capturado ‘Sobocki’, en Warrington, Cheshire, por el delito de pornografía infantil y entre los contactos de este hombre se encontraban involucradas direcciones de ciudadanos colombianos con los que compartía contenido pornográfico.

Según la Dijín, el mayor intercambio de correos corresponde a ‘Gemido Ruidoso’. Con esta información el Centro Cibernético Policial inició el proceso de búsqueda que permitió capturar al sujeto de 27 años de edad, quien parece ser el presunto enlace de ‘Sobocki’ en Colombia.

La Policía detalló en un comunicado que 86 de los videos analizados corresponden con imágenes incautadas en el operativo británico el año pasado.

Incautan material

Las autoridades informaron, además, la incautación de videos de sexo que involucra a menores, el registro más grande hallado hasta ahora en el país, informaron autoridades.

“Expertos en informática forense, después del análisis del material encontraron lo que sería el mayor repositorio de pornografía infantil encontrado jamás en Colombia”, dijo, al precisar la confiscación de 84.850 videos en distintos dispositivos en una vivienda en el municipio de Caldas, Antioquia, en la que vivía este técnico en informática, actualmente desempleado.

Los videos, con “imágenes en las que se reproduce explícitamente el abuso de niñas y niños”, fueron grabadas en distintos países, la mayoría en el sureste asiático y Europa del este, según los investigadores colombianos.

“Algunos videos podrían tratarse de entornos en Latinoamérica, en particular en Colombia”, afirmó Bautista, quien aseguró que se están analizando las imágenes para ver si corresponden con víctimas locales.

Fuente: vanguardia.com