Junto a él, fueron capturadas otras tres personas que la Policía señala de agredir, retener y conducir en contra de su voluntad a un uniformado en el sector del Tropezón.

Las capturas de Soacha forman parte de un amplio operativo de la Policía Nacional en diferentes ciudades y municipios del país donde fueron detenidos 12 individuos y aprendidos dos menores de edad, todos integrantes de la autodenominada primera línea.

En los operativos, además de las capturas, se decomisaron explosivos artesanales, bombas molotov, cascos industriales, máscaras antigás, gafas, escudos de fabricación artesanal, canecas metálicas,  radios de comunicación, granadas de aturdimiento y de gas, pólvora para pirotecnia, cigarrillos de marihuana,  equipos tecnológicos con información digital, guantes de carnaza, insumos para primeros auxilios, armas de fuego hechizas, cartuchos calibre 38 milímetros,   1 arma traumática modificada, 30 botellas para la fabricación de artefactos incendiarios, caucheras y bolsas de canicas, entre otras.

Para los operativos, la Policía Nacional tenía 28 órdenes de allanamiento dirigidas a personas señaladas de fabricar artefactos explosivos improvisados para ser usados en contra de la Fuerza Pública en las manifestaciones, así como a la quema y destrucción de buses y otros bienes públicos.

Los operativos de captura e incautación de elementos los realizó la Policía Nacional, a través de la Dirección de Investigación Criminal (Dijin) e Interpol, en coordinación con la Fiscalía General de la Nación, contra integrantes de la Primera Línea en las ciudades de Medellín, Pasto, Villavicencio Cúcuta, Neiva, Buga y los municipios de Soacha (Cundinamarca) y Palmira (Valle).

En el caso específico de Soacha, Cundinamarca, fueron capturadas cuatro personas conocidas como ‘Pipe’, ‘Millos’, ‘Tapitas’ y ‘Zarco’, presuntos responsables de los hechos ocurridos el pasado 20 de junio, donde agredieron, retuvieron y condujeron en contra de su voluntad, a un uniformado de la Policía Nacional en el sector del Tropezón o calle 22. Alias ‘Pipe’, al parecer, fungía como líder de la autodenominada ‘primera línea’ en este municipio.

Los capturados en los diferentes operativos fueron presentados ante un juez de control de garantías y serán imputados por los delitos de fabricación, tráfico y porte de armas, municiones de uso restringido, de uso privativo de las fuerzas armadas o explosivos y tráfico de estupefacientes. Por otro lado, los menores de edad aprehendidos fueron dejados a disposición del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar para la restitución de sus derechos.

La Policía Nacional reitera su llamado a los colombianos para que aporten cualquier información que permita prevenir acciones criminales en los próximos días. Para la ciudad de Cali aplican recompensas de hasta 500 millones de pesos, y para Bogotá y otras capitales de departamento, de hasta 100 millones de pesos.