La Policía capturó en las últimas horas a un familiar de Doris Góngora, la madre comunitaria que el pasado 20 de junio fue asesinada junto a su hija de 8 años  en un hogar comunitario del ICBF ubicado en la comuna cuatro de Soacha.

Desde el mismo momento del  doble asesinato, la policía judicial comenzó a recolectar pruebas y testimonios para dar con el responsable; los primeros indicios siempre apuntaban a que el crimen había sido cometido por una persona cercana a las víctimas.

El coronel Alexander González, comandante operativo de la Policía Soacha, dijo que “gracias a las labores de policía judicial desde el momento en que  sucedieron  los hechos, se logró individualizar a este sujeto, una labor investigativa de recolección de datos y situaciones que nos permitieron llegar hasta él. Aunque seguimos investigando, todo apunta a que esta persona es la responsable del crimen”.

Conocido el doble asesinato, la comunidad alertó a las autoridades sobre el presunto responsable, pero estas  fueron cautas y constantes para recolectar las pruebas necesarias con el fin de  no cometer errores y dar con el familiar de las víctimas señalado de cometer el crimen.

La versión que más fuerza tiene es que el presunto homicida había adquirido una deuda con varios sujetos, quienes lo amenazaron de muerte si no les cancelaba la cuenta. Entonces en medio del desespero se dirigió hacia el jardín infantil de Doris Góngora,  quien al parecer era tía del sujeto; el delincuente sabía en donde guardaba el dinero producto de su trabajo y en las horas de la noche del pasado 19 de junio ingresó al predio, asesinó a la niña y a la mamá, sacó el dinero y salió del sitio.