La Dijin y la Fiscalía capturaron a cuatro personas que promovieron y ejecutaron actos vandálicos, durante las protestas realizadas en Sibaté el pasado 3 de mayo.

Durante el procedimiento investigativo y mediante el análisis de más de 15 horas de videos extraídos de los circuitos cerrados de televisión y cámaras de seguridad, se logró establecer que los capturados se habrían reunido en la vereda Perico de Sibaté para concertar el ilícito, y posteriormente desplazarse con capuchas en los rostros para no ser reconocidos, hacia el peaje San Miguel, ubicado a once kilómetros del casco urbano del municipio.

Las labores de inteligencia e investigación criminal permitieron identificar que una vez los vándalos llegaron en sus vehículos al peaje, arremetieron contra las instalaciones del mismo, obligando a los operarios a dejar de hacer sus funciones y así encender con gasolina y heno el cubículo de operación.

Una vez realizada esta acción, procedieron a incinerar el resto de edificaciones, entre las que están la destrucción del mobiliario, equipos de cómputo y circuitos cerrados de televisión, avaluados en más de 700 millones de pesos, según lo   presupuestado por el Instituto de Infraestructura y Concesiones de Cundinamarca (ICCU).  

Según el material probatorio recopilado por parte de policía judicial, se pudo detectar que estos individuos habrían utilizado como medio de transporte, tres vehículos, entre los que se encuentran dos automóviles y un camión tipo furgón, en los que huyeron por las trochas del municipio después de cometer la acción temeraria.

Ocho días de investigación tomaron los funcionarios del servicio de investigación criminal adscritos a la Seccional de Cundinamarca, donde realizaron la inspección al lugar de los hechos, entrevistas, álbumes fotográficos, verificaciones de avalúo de daños, controles técnicos y reconocimientos fotográficos de personas, que condujeron a la individualización de los cuatro actores crimínales identificados.

Los capturados fueron dejados a disposición de la autoridad competente donde les serán imputados los delitos de daño en bien ajeno, incendio y hurto agravado, y pueden enfrentarse a una pena hasta de 8 años de prisión.