Así lo manifestó el gobernador Jorge Emilio Rey luego de entregarle la libreta militar a más de 300 jóvenes víctimas del conflicto en el departamento. El mandatario dijo que desde estos tres municipios se apoyarán los planes de reubicación y retorno a sus tierras, a través de un trabajo fuerte que busca la consolidación de la paz en los territorios.


En el Día Nacional de la Memoria y Solidaridad con las Víctimas, el gobernador de Cundinamarca, Jorge Emilio Rey, asistió al municipio de Mosquera, en donde con todas las instituciones se puso la camiseta de la paz.

En el marco del evento, con el apoyo del Ejército Nacional, y con el ánimo de contribuir a la reparación integral, hizo entrega de la libreta militar a más de 300 jóvenes, quienes a partir de hoy cuentan con este documento que los exime de prestar el servicio militar y les facilita el ingreso al mercado laboral.

“Hemos venido trabajando en un plan de gobierno que reinvindique de manera integral los derechos de las más de 150 mil víctimas pertenecientes a 35 mil familias”, dijo el Gobernador, al tiempo que explicó que “se avanza para que la población víctima se constituya en una población que goce plenamente de sus derechos y que sienta el constante acompañamiento en todos los procesos”.

Jorge Rey resaltó también el trabajo que se ha desarrollado con la mesa departamental de víctimas. “Vamos a promover programas específicos en materia de salud, vivienda, educación, recreación y deporte, en los que nuestra población víctima tenga acceso preferencial; trabajaremos para perfeccionar y fortalecer la caracterización de la población”.

Una apuesta determinante para el éxito del posconflicto, en la que también enfocarán esfuerzos, será el trabajo en el tema de la reconciliación, el perdón y la convivencia entre todos los actores con asistencia integral.

En este sentido, la Gobernación de Cundinamarca buscará la eficiencia desde los centros provinciales de atención a víctimas, que funcionarán en Viotá, Soacha y La Palma, donde se apoyarán los planes de reubicación y retorno a sus tierras, a través de un trabajo fuerte con los municipios para lograr la consolidación de la paz desde los territorios.

Andrés Escobar Arango, viceministro de Hacienda, destacó que desde el Gobierno Nacional existe todo el compromiso y voluntad para impulsar y respaldar el proceso de reparación integral a las víctimas.

En este evento participaron el alcalde de Mosquera, Emilio Casallas y el viceministro de Hacienda, Andrés Escobar, así como las autoridades de la Defensoría del Pueblo, Unidad Nacional de Víctimas, Unidad Nacional de Restitución de Tierras y la Organización de Estados Iberoamericanos (OEA).