48 especies de árboles nativos se plantan en la localidad de Santa Fe, en una actividad que toma nueve días, y en la cual, el Distrito intenta la recuperación en los Cerros Orientales, uno de los patrimonios de la ciudad.


Con esta gran plantación, el Parque Nacional Enrique Olaya, tendrá una nueva cara, al tiempo que se disminuirán los riesgos de incendios forestales, puesto que la zona intervenida estaba invadida de retamo espinoso, considerado una de las 100 especies invasoras más agresivas del mundo, y que en Bogotá favorece, debido a su facilidad para arder y propagar el fuego.

Para la jornada de plantación se contará con la participación del personal que hace parte de las entidades que suscribieron el convenio: la Secretaría Distrital de Ambiente, en convenio con el Jardín Botánico José Celestino Mutis; el Idiger, el Instituto Distrital de Recreación y Deporte, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca y la Corporación Ecofondo; iniciaron esta jornada para plantar 2.900 individuos, como parte de las acciones de recuperación de cinco hectáreas ubicadas en Cerros Orientales.

El amargoso, el mano de oso, el garrocho, el caballero de la noche, la mermelada, el encenillo, el raque, el chilco y el gaque, entre otros, son algunas de las 48 especies de árboles nativos que son plantadas, en uno de los pulmones de la capital del país.