La invasión al carril exclusivo es constante y no hay autoridad que lo impida, a pesar de los accidentes en las diferentes troncales. Hablan usuarios y ciclistas.

Si las autoridades no se preocupan, la ciudadanía sí. Por lo menos así lo han dejado ver varios usuarios y residentes de Soacha al denunciar la constante invasión de los ciclistas al carril exclusivo del sistema.

“Yo veo que todos los días es lo mismo, es increíble que los ciclistas no entiendan que ese es un carril exclusivo y que están arriesgando sus vidas. Si bien debería haber policía para sancionarlos, es cuestión de responsabilidad”, dijo María Helena Garzón, residente en San Mateo.

El rechazo a esta práctica es constante, teniendo en cuenta que en las troncales se presentan accidentes donde salen involucrados los ciclistas. “Veo con preocupación la invasión de las bicicletas a los carriles de Transmilenio, eso es de todos los días a la altura de la Despensa, los ciclistas arriesgando su vida y nadie hace nada”, agregó un usuario de Transmilenio.

Periodismo Público dialogó con ciclistas y si bien algunos reconocen el error, otros consideran que el riesgo es el mismo que si transitaran por los carriles mixtos. “La verdad uno lo hace para evitar tanto trancón, incluso por seguridad porque por el carril de los carros hay mucho ladrón, en cambio por el de Transmilenio no”, dijo el trabajador de una fábrica de plástico que reside en Compartir.

Una joven estudiante que también invade el carril de Transmilenio aseguró que “es más fácil y rápido coger la troncal, es cuestión de tener cuidado y andar bien por la orilla, es que por la autopista como tal, hay mucho peligro”, dijo.

Lo cierto es que el carril exclusivo es sólo para articulados y buses alimentadores, no para ciclistas, incluso existe la cicloruta que muchos no utilizan y prefieren arriesgar su vida al transitar por la troncal.

El llamado es a las autoridades para que controlen el paso de ciclistas por el carril de Transmilenio, y a quienes se movilizan en bicicleta a que tengan en cuenta que al transitar por la troncal están arriesgando su vida, es cuestión de responsabilidad.