Este fue el resultado de un operativo realizado recientemente por la Secretaría de Salud de Cundinamarca, que a través de la Dirección de Vigilancia, Inspección y Control (DVIC) registró cerca de veinte farmacias del Municipio que estaban comercializando fármacos vencidos, falsificados, de contrabando y hasta adulterados.


petro-soacha-2.jpg

La operación sorpresa fue desarrollada por personal especializado entre los que se encontraban químicos farmacéuticos y regentes de farmacia, quienes se encargaron de verificar las irregularidades presentadas en los establecimientos, que además de los medicamentos, presentaron carencias sanitarias en el servicio de Inyectología.

Adicionalmente se encontraron productos de uso institucional que sólo pueden ser distribuidos por las EPS, tanto del régimen subsidiado como del contributivo, al igual que fueron hallados medicamentos genéricos y anticonceptivos.

Los propietarios de las droguerías tendrán que responder ante las autoridades por la Violación a la Ley Sanitaria, por lo que sus negocios serán objeto de sellamiento y se iniciará un proceso administrativo de tipo sancionatorio por parte de la Fiscalía General de la Nación.

Albano Francisco Ruiz, Director de Vigilancia, Inspección y Control, explica en detalle cómo se desarrolló el operativo:

Sobre el Autor

Periodismo Público

Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca