Muchas personas disfrutan haciendo pequeñas apuestas por sus equipos para implicarse más en los juegos y disfrutarlos con una mayor emoción. Sin embargo, las posibilidades que ofrecen las casas de apuestas, van mucho más allá de apostar solo al ganador del juego. En este artículo, queremos introducir cinco tipos de apuestas que están disponibles en prácticamente todas las casas de apuestas y que el lector podrá disfrutar independientemente de dónde suela apostar.

Como siempre, lo único que debes tener en cuenta a la hora de apostar es que es un mero entretenimiento y no una forma de ganarse la vida, así como que en Colombia solo se puede apostar en webs y casas de apuestas autorizadas por ColJuegos. Si necesitas una referencia, en webs como BettingGuide se pueden ver casas de apuestas legales en Colombia junto a un pequeño análisis sobre sus servicios, oferta y promociones.

Ahora sí, vamos con los tipos de apuestas:

Marcador correcto

En lugar de apostar a que un equipo ganará, se puede apostar a que lo hará 2-1, 3-0 o el resultado que se considere más probable.

Se trata de una apuesta más difícil que pronosticar el ganador del juego, pero también se paga mucho mejor. Habitualmente, si aciertas una apuesta de este tipo multiplicará el dinero apostado por 5 o incluso por un valor más alto.

Totales – Más / Menos

En esta apuesta el pronóstico versa sobre el número de goles totales que anotarán entre los dos equipos. Normalmente, las casas establecen los 2,5 goles como límite, de modo que se puede apostar a más de 2,5 goles (es decir, 3 goles o más) o menos de 2,5 (es decir: 0, 1 o 2  goles).

Hándicap

En ocasiones, hay juegos en los que el ganador está demasiado claro y las casas de apuestas pagan muy poco por su victoria. Un hándicap consiste en darle una ventaja al otro equipo, de manera que el resultado final se calcula con esa ventaja. Por ejemplo, se puede restar 1,5 goles al equipo local, de tal manera que si este equipo gana 2-1, al aplicar el hándicap quedaría 0,5-1 y se consideraría como si hubiera ganado el equipo visitante.

Por supuesto, al aplicar estos hándicaps, la victoria del equipo favorito se puede pagar mucho mejor que sin ellos.

Apuesta sin empate

Todo el que haya apostado con cierta regularidad habrá tenido que ver como su apuesta se perdía por un estúpido empate. Cuando se analizan los juegos, el usuario tiende a pensar en la victoria local o la visitante, pero salvo en ocasiones especiales no suele darle al empate la probabilidad que merece. Para estos usuarios, las apuestas sin empate pueden ser perfectas porque cuando el juego termina en empate, se le devuelve el dinero al usuario como si no hubiera hecho apuesta alguna.

Ambos equipos marcarán

No hace falta mucha explicación. La apuesta se gana si los dos equipos que compiten en el juego marcan al menos un gol. También es habitual que las casas de apuestas ofrezcan una combinación entre este tipo de apuesta y la del ganador del juego, de modo que se debe acertar quién gana el juego y si los dos equipos marcarán o no. Al ser dos predicciones en una, este tipo de apuestas suelen ofrecer buenos pagos.

¿Cuál es el mejor tipo de apuesta?

No hay un tipo mejor que otro. Lo importante es tener en cuenta el pago en relación con la probabilidad de que ocurra. Si no se tienen en cuenta las probabilidades, ningún pago es alto o bajo de por sí.

¡Juega con moderación!

Foto: periodistas en español