Aprovechando la amplia zona verde con la que cuenta el barrio, algunos miembros de la comunidad de Bellavista Alta construyen paulatinamente un parque que permita un espacio de interacción entre sus habitantes, a ello se le suman otros proyectos en gestión y el llamado a la unión entre vecinos para sacarlos adelante.


A pesar de no contar con una ayuda formal de la administración municipal, algunos residentes de Bellavista Alta se han dado cuenta que la escasez de parques en la comuna cuatro es notoria; para ello han colocado sus esfuerzos en la construcción de un escenario deportivo para niños, jóvenes y adultos hasta de la tercera edad. En jornadas de trabajo lideradas por Silvino Gallo, presidente de la JAC, algunos habitantes se reúnen y laboran con el objetivo de edificar un lugar de diversión en el barrio, teniendo en cuenta que es un proceso que requiere la participación activa de la comunidad, dada la falta de recursos.

“Me parece excelente la idea porque es un parque natural donde se benefician principalmente los niños, además todos los parques que hay por acá quedan lejos, de hecho por aquí no hay, entonces ya uno puede estar más pendiente de los niños”, declaró Deisy Reyes, vecina del sector.

“Hay muchos niños que se la pasan por ahí en sus casas o en otro lado. Abriendo el parque ellos ya pueden despejar la mente, le agradecemos a la gente que le ha metido la ficha para la construcción del parque”, dijo Luis David Tocarruncho, joven estudiante de Bellavista.

Además de la construcción del parque, hay que resaltar que Bellavista Alta quizá es uno de los pocos barrios de la comuna cuatro que cuenta con algunas de sus calles pavimentadas, gracias a un concurso organizado por la empresa cementera Argos y que la dirigencia comunal ganó. Sin embargo, cabe mencionar que aún sigue haciendo falta, además del apoyo municipal, la integración total de la comunidad, para tal efecto. Al respecto, José García propuso lo siguiente:

“Necesitamos más la participación de la gente, por ejemplo podemos sacar grupos o comités en cada cuadra y que salgan a trabajar en días específicos. Si con solo una cuadra que salga a trabajar es bueno, porque son como veinte personas, entonces con más de una se mejoran las cosas”, señaló García, aludiendo que si bien se han logrado gestiones importantes, con la participación de más gente los proyectos se afianzarían de manera más rápida y eficiente.

“Aquí se utiliza el perifoneo y algunas personas salen, esa es una buena alternativa, porque las obras que se han hecho son bonitas, pero son cuatrocientas personas las que viven acá, tenemos pensado ir casa por casa y conformar los comités de trabajó”, puntualizó García.

“Una sola golondrina no llama agua, la unión hace la fuerza. La idea es que todos nos beneficiemos por ejemplo de un futuro alcantarillado, que es otra de las cosas que más necesitamos, porque las aguas negras ruedan al aire libre”, explicó Gladys Reyes, quien reside en Bellavista.

El líder comunal de esta zona, Silvino Gallo, también manifestó que desafortunadamente las personas colaboran ya cuando las obras están hechas, pero que este no es un motivo para que se deje de lado la labor que se viene realizando en pro de la comunidad: “Para lo del concurso, Argos nos regaló cuatrocientos bultos de cemento y el resto lo conseguimos por nuestra cuenta, competimos con el municipio de Mosquera y ganamos nosotros, de eso ya hace como seis meses”.

El líder comunal también enfatizó en que el alcantarilladlo que se utiliza en el barrio se ha hecho de manera artesanal y gracias al esfuerzo de los habitantes que han invertido su tiempo y su dinero en la construcción de este sistema.

Si bien es cierto que aún se continua con la edificación del parque, hay que resaltar la labor de quienes han hecho posible estos proyectos, pero no sin que estas personas hagan el llamado a la comunidad y a la administración para que participen de las ideas que se han generado en pro de los pobladores de Bellavista Alta.