Mucha incertidumbre generó la inundación del terreno donde se construye la ciudadela Colsubsidio en Soacha. Un sector del concejo y algunos líderes de la comuna uno cuestionaron la falta de planeación de la obra y solicitaron la suspensión temporal de los trabajos.


Contrario a lo que se evidenció el pasado domingo 23 de mayo cuando con mucha algarabía se abrió la sala de ventas de la ciudadela Colsubsidio Maiporé, muchos soachunos y habitantes que se desplazaron por la autopista sur quedaron asombrados al evidenciar que uno de los planes de vivienda más promocionados en los últimos tiempos en Soacha se piensa construir sobre un terreno demasiado vulnerable a inundaciones.

Bastó con un solo aguacero para observar el represamiento del agua sobre toda el área que se piensa construir, pero más preocupación generó el hecho de que la inundación se mantuvo con el paso de los días. “Sobre qué terreno están construyendo estas viviendas y qué garantías ofrece Colsubsidio a los futuros compradores, si la urbanización se está haciendo sobre una zona pantanosa?”, argumentó Juan Carlos Núñez, habitante del sector de los Ducales.

El concejal Eleazar González también se pronunció al finalizar la semana pasada y sugirió suspender el desarrollo de la obra. “Estoy absolutamente seguro de eso; Administración Municipal y la urbanización Maiporé deben hacer un pare, empezar por una verdadera planeación estratégica que solucione y sobre todo que sea futurista para que no se vuelva a presentar este situación”.

turismo-1.jpgPor su parte el director administrativo de Tropiabastos, Jonh Restrepo, no descartó emprender acciones jurídicas en contra de Maiporé, debido al daño que generó el envío de las aguas represadas en terrenos de la urbanización hacia un caño que luego inundó algunas empresas y viviendas de Santa Ana, Ducales y la Laguna, causando graves daños materiales.

Si bien es cierto que hoy los terrenos lucen con un espejo de agua reducido, Soacha y el país evidenciaron que el municipio, Colsubsidio y la constructora Fernando Mazuera actuaron con ligereza. Seguramente, como argumentan los vecinos del sector, faltó planeación y análisis antes de emprender la construcción y así evitar inconvenientes que sólo desprestigian el proyecto y al municipio mismo.