Son varias las problemáticas que afronta este populoso sector de la comuna cuatro de Soacha, algunas de las más sensibles relacionadas con temas de especial interés como la Infraestructura, el Transporte, la Seguridad y las dificultades con el Acueducto y el Alcantarillado, las cuales según la comunidad hoy carecen de la debida atención del Gobierno Municipal.


Puente-peatonal-San_Mateo-Soacha.1

Puente-peatonal-San_Mateo-Soacha.1

Tres líderes comunales de los barrios San Rafael, Las Margaritas y Villa Nueva, algunos de los principales en el sector, dialogaron con Periodismo Público.com acerca de esas molestias y esas inconformidades que hoy por hoy afectan a sus respectivas comunidades y frente a las cuales no tienen más remedio que quedarse de brazos cruzados, dado el poco interés (que según manifiestan) existe al respecto por parte de los entes gubernamentales.

Precisamente, al hablar de Infraestructura, los líderes denunciaron el precario estado en el que permanecen las vías de los mencionados sectores y la escasa efectividad que ha habido por parte de la Administración Municipal, que hace cerca de mes y medio envió una maquinaria para realizar adecuaciones provisionales en dichos tramos, aunque lo único que resultó fue (como lo indican los vecinos) ‘un trabajo a medias que empeoró las condiciones de las calles’. Frente al Transporte, se reiteró la aguda situación que se vive por culpa de la mínima seguridad, algo que ha propiciado la disminución de los vehículos y por ende una baja en los despachos de las rutas, lo cual se suma al ya conocido fenómeno que se presenta en todo el Municipio con las demoras y la rebeldía de los transportadores.

Al hablar de la seguridad, los vecinos expresaron la molestia que sienten como producto del retiro del CAI Móvil que fue presentado a principios de junio pasado y que hoy ya completa cerca de un mes sin que haga presencia en el lugar. Para completar el memorial de demandas insatisfechas, los líderes mencionaron el drama que viven con el taponamiento de las alcantarillas y los sumideros, que junto a las inconsistencias presentadas con la EAAB (Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá) suman los principales males que aquejan a esta población:

Infraestructura:

“Llevamos más de un mes esperando la maquinaria y las vías siguen en el mismo estado a pesar de que la comunidad ha aportado el recebo al Municipio. No tenemos respuesta de las peticiones que hemos hecho para que nos colaboren con los elementos para arreglar las calles, llevamos en este proceso cerca de tres años y cuando por fin nos hicieron caso y enviaron las máquinas a mitad de mayo, estas sólo estuvieron como por dos días y dejaron los trabajos incompletos”, explicó Emérita Díaz, Presidenta de la JAC de San Rafael parte media.

Seguridad:

“Da tristeza ver que se inauguró ese CAI a principios de junio y que hoy nos demos cuenta que es algo imaginario porque no hay nada. No entiendo cómo el trámite de legalización de este vehículo se pueda demorar tanto tiempo. Tenemos apenas dos policías que andan a pie porque ni siquiera tienen moto, es insuficiente el número de unidades que tenemos para atender a toda Ciudadela Sucre. Cuando presentaron el CAI nos habían anunciado que llegarían 26 nuevos agentes que se dividirían en tres turnos, sin embargo sólo tenemos a estos dos y nada más. La gente acude a la JAC porque nosotros somos el puente entre ellos y las autoridades, pero es muy poco lo que les podemos decir, somos visibles para la comunidad e invisibles para el Municipio de Soacha, pedimos las cosas y pareciera que no existiéramos”, expresó Díaz.

“El Parque Infantil del barrio ya no es eso, es un refugio de delincuentes y consumidores de vicio, no hay poder humano que los pueda sacar de ahí para que no perjudiquen a la niñez. La gente anda muy asustada, pues mientras que el CAI estuvo todo marchó muy bien; sin embargo después de que lo retiraron, los viciosos regresaron a hacer de las suyas. Hemos hecho algunas averiguaciones que nos indican que el CAI que fue presentado acá, es el mismo que llevaron a la comuna seis y a La Isla, lo que indica que al parecer hay un único vehículo para atender tres barrios distintos. Sobra mencionar que el día de la presentación nos ofrecieron un CAI con ‘todas las de la Ley’, mas hoy vemos todo lo contrario”, agregó José Ángel Fernández, Presidente de la JAC de Las Margaritas.

Transporte:

“En horas de la mañana los colectivos son escasos y la gente debe irse colgando en las puertas, no hay suficientes vehículos ni para Bella Vista, ni para Buenos Aires, ni para Rincón del Lago y tampoco para San Rafael, estamos asombrados porque no hay quien controle el Transporte, muy a pesar de las afirmaciones que nos han hecho en la Dirección de Transporte, donde indican que nos van a enviar más colectivos y a organizar el servicio para que no hayan más inconvenientes, nosotros creemos que eso es una mentira. La única empresa que nos presta un servicio mínimamente decente es Coopcasur, pero esta sólo va hasta el centro de Soacha o Unisur”, señaló la líder de San Rafael.

Acueducto y Alcantarillado:

“Desde el martes pasado hubo un daño en el sitio conocido como ‘Puente Roto’ y a los señores del Acueducto no les importó el desperdicio de agua, porque no tienen en cuenta a la comunidad. El daño está provocando regueros de agua y lo malo es que uno no puede intervenir porque el tanque de donde sale el líquido es propiedad de la EAAB. No vemos el interés de los señores de la empresa en el arreglo de las tuberías que se rompieron, cuando uno llama al 116 la respuesta es completamente absurda”, indicó José Horacio Cardona, Vicepresidente de la JAC de Villa Nueva.

“Frente al problema de Alcantarillado, el sector tiene todos sus sumideros tapados, no existe solución con el Vactor de la Alcaldía, el cual estamos solicitando desde el mes de diciembre y no ha sido concedido, razón por la que no hemos podido destapar esto. Lo único que nos dicen cuando vamos a la Alcaldía es que ‘tenemos que esperar una nueva programación’. Por otro lado, la EAAB nos dice que debemos ahorrar, pero ellos mismos al momento de poner a funcionar el tanque que nos provee el servicio hacen un gran desperdicio, a tal punto que esa agua se está filtrando en varias viviendas y el mismo Salón Comunal, donde las paredes se están desmoronando. Siempre que hay un problema en el tanque intermedio se nos entra el agua, lo peor es que nos dicen ‘que ya vienen’… pero jamás llegan…”, concluyó Emérita Díaz.

A pesar de la desesperanza, las molestias y la decepción que sienten no sólo con la Administración Municipal sino también con las empresas prestadoras de Servicios Públicos, los habitantes de Ciudadela Sucre seguirán insistiendo ante estas para lograr que las promesas y los anuncios hechos en el pasado se cumplan a fin de lograr mejorar en algo su calidad de vida.