El caso se evidenció en un colegio del sur de la ciudad, donde la mandataria le lanzó la pelota al subsecretario de educación por los reclamos ante la falta de rutas escolares en Bogotá, se subió en la bicicleta y se fue.

Molestos se mostraron los padres de familia del colegio Rafael Bernal Jiménez, ubicado en el sur de Bogotá, ante la falta de rutas escolares para sus hijos. Aprovecharon la vista de la alcaldesa Claudia López para reclamarle, pero esta contestó.

“Bueno, como no estaba y está hablando sin saber, sumercé, aquí con mucho gusto está el subsecretario de educación”, dijo, e inmediatamente volteó la espalda, se acomodó el casco y se fue en su bicicleta.

Tras la actitud de la mandataria, la comunidad educativa le lanzó críticas en redes sociales y reclamaron más rutas escolares para sus hijos.

Foto: captura de video