Los habitantes del barrio Santo Domingo de Altos de cazucá se despertaron ayer con la buena noticia de que les iban a regalar leche pasteurizada para el consumo de sus familias.


La cooperativa Lechera Colanta preparó todo para que las familias más pobres acudieran a un sitio previsto, donde un carrotanque se estacionó con treinta mil litros de leche para ser repartidos entre la gente del sector.

La fila fue inmensa y para controlar la entrega de la leche fue necesario repartir fichas para evitar desórdenes. Durante buena parte del día la empresa antioqueña estuvo en la zona, y anunció que esa misma labor la seguirá realizando en otros sitios del país.

La actividad, que según voceros de la empresa se hace cada año, busca reducir los excedentes de leche que hay en el país de manera que no se deba interrumpir la compra a los productores.

«No hemos dejado de comprarles ni un solo litro a los productores, preferimos regalar la leche a la gente pobre que dejar de comprar lo que producen los asociados», dijo uno de los voceros de la cooperativa que visitó a Soacha.

Desde las siete de la mañana, hasta las dos de la tarde, se repartió leche gratuitamente. «Si una señora llevaba una caneca grande, se le llenaba, si iba con una jarra, también», agregaron.

Hoy la empresa continuará con su misión de relagar leche en algunos barrios de Bogotá.