Siete semanas después de entrar en servicio el tan anhelado sistema de transporte masivo y luego de ser presentado por el alcalde Juan Carlos Nemocón como la salida a la crisis de movilidad que enfrenta Soacha y especialmente la autopista sur, TransMilenio está totalmente colapsado y los usuarios ya no caben en las cuatro reducidas estaciones construidas dentro del municipio.


Desde aquel 27 de diciembre de 2013 muchos presagiaron que el sistema no aguantaría el ritmo diario de pasajeros debido a que fue construido para la Soacha de hace diez años, teniendo en cuenta que fue en el Documento Conpes 3185 del año 2002 donde se pensó en extender la troncal NQS hasta el municipio.

“La troncal que se construyó en Soacha es de tercera, los puentes son obsoletos y las estaciones demasiado pequeñas”, es la frase que se escucha constantemente entre los habitantes del municipio.

Y esas palabras que se volvieron vox populi fueron tomando fuerza y hoy son una realidad.

Si bien es cierto se inauguró el sistema y muchos reconocen que es parte de la solución para la traumática movilidad de Soacha, también es real que se cometieron errores al entregar un sistema incompleto que hoy se ha convertido en un dolor de cabeza para los usuarios y para las mismas autoridades.

Las estaciones son demasiado pequeñas, los buses escasean y el afán de entregar la obra condujo a errores que hoy tienen al borde del colapso a la cantidad de pasajeros que se agrupa en San Mateo para utilizar los articulados. Y como si fuera poco, los buses rojos comenzaron a rodar sin el servicio de alimentación, aumentando así el castigo a los habitantes de Soacha, quienes luego de 11 años de espera, ahora tienen que ‘meterse la mano al bolsillo’ porque se requiere un pasaje adicional para llegar o salir del sistema.

“Según entiendo, la culpa es del alcalde Nemocón porque no quiso que los alimentadores entraran, disque por favorecer a los transportadores locales”, dijo Amílcar Espitia, residente en el sector de San Mateo.

El anterior testimonio se corrobora en una carta enviada por TransMIlenio, donde se afirma que fue el mandatario local quien pidió aplazar la licitación para el servicio de alimentación.

Pero independientemente de culpas y responsabilidades, la realidad es que TrasMilenio en Soacha ya colapsó. El sistema no aguanta tanta demanda de pasajeros simplemente porque fue construido para una ciudad cinco veces menor a la Soacha actual.

Lo delicado del caso es que las distintas autoridades se están culpando entre sí, mientras los ciudadanos de Soacha enfrentan una delicada situación que aumenta aceleradamente con el correr de los días. Prueba de esto son las palabras de la Ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa, quien señaló al alcalde Nemocón y al gobernador Cruz de la caótica situación de movilidad que enfrenta la ciudad.

Los habitantes también entraron al ruedo y muchos aseguran que el afán desmesurado del alcalde por querer ser protagonista en los medios lo llevó a cometer errores garrafales. Es cierto que cumplió la palabra de entregar TransMilenio en diciembre, pero al parecer nunca midió el precio que ello acarrearía.

Ahora, con el daño hecho y con una multitud desesperada por la falta de soluciones, se proponen medidas que de no cumplirse, ahondarían mucho más el problema.

Las posibles soluciones

  • Adelantar una hora el inicio de operación, es decir comenzar el servicio a las 4.00 a.m.
  • De los 180 articulados y biarticulados nuevos que van a llegar en los próximos meses a TransMilenio, una parte sería para el municipio de Soacha.
  • Se analiza ampliar las cuatro estaciones del Sistema en Soacha, ya que todas se quedaron pequeñas ante la gran demanda de pasajeros.
  • Adelantar la licitación para que Soacha tenga alimentadores antes de 2015. Esta petición la hizo directamente el gobernador Álvaro Cruz, quien le pidió a TransMilenio que adelante para marzo el proceso de licitación relacionado con los alimentadores para el municipio. “Es un tema que le compete directamente a TransMilenio y la propuesta es que mientras se hace la licitación, los buses urbanos actuales presten el servicio de alimentación”, finalizó.