Desde hoy los bogotanos estrenarán los primeros 336 vehículos que reemplazarán los buses de las fases I y II. Con la llegada de este nuevo parque automotor saldrán concesiones que han trabajado desde que inició el sistema.  

Aspecto interior de los nuevos buses de Transmilenio

En los próximos días también ingresarán al sistema 1.441 buses que esperan atender la demanda de transporte público de los más de 2.5 millones de usuarios que se movilizan en TransMilenio, y que representan el 70 % de la renovación de todo el parque automotor; mientras que 1.163 buses saldrán de operación.

Con esta nueva flota, se aumenta la capacidad en 163 mil cupos adicionales para movilizar más pasajeros en la ciudad.

El 67% de la flota serán biarticulados, buses más grandes y con capacidad para 250 pasajeros, y el 33% articulados con capacidad para 150 pasajeros. Contará, además, con un sistema de cámaras de seguridad internas y externas.

Los pasajeros tendrán espacios adicionales para sillas de ruedas, incorporación de cinturones de seguridad para lugares preferenciales y espacios para la ubicación de perros de asistencia para personas con discapacidad visual.

La inversión que realizó la ciudad para la adquisición de los buses fue de $1.6 billones, el costo de la operación y mantenimiento de la flota de $5.5 billones a lo largo de 10 años, según informó la Secretaría Distrital de Movilidad.

Con la renovación de la flota de las fases I y II del componente troncal, se reduciría del 1,8% al 0,4% de material particulado, de acuerdo con el inventario de emisión de todas las fuentes móviles de Bogotá, suministrado por la Secretaria de Ambiente.

Los vehículos que llegan en su mayoría son Euro VI a gas natural, que representa el 51% y el 49% Euro V diésel con filtro de partículas.

Fuente: Blu radio