Paciente murió buscando atención médica en Soacha

Anzony Gómez Bonilla era una persona  de 27 años  que residía en Soacha y que por cosas de la vida padeció  una enfermedad respiratoria que ningún médico fue capaz de tratársela. Después de acudir a la Clínica San Luis y al Hospital Mario Gaitán, el joven murió esperado una atención adecuada.

Cuenta la señora madre de Anzony que el joven acudió a mediados de mayo a la Clínica San Luis y luego al Hospital Mario Gaitán  Yanguas porque se sentía mal, pero al llegar a los dos centros médicos le dijeron que se trataba de un resfriado con  problemas respiratorios, pero ninguno le ordenó exámenes especializados para descubrir realmente qué era lo que tenía.

“Lo que le dijeron fue que era un resfriado, que se tomara 44 pastas de analgésicos, suero en polvo, un jarabe para la tos y que volviera si se sentía mal, pero la verdad yo lo veía deteriorado”,  dijo Disney Bonilla,  la mamá  de Anzony.

El joven acudió a los centros médicos entre el 17 y el 23 de mayo pasado,  y obedeciendo instrucciones médicas se fue para su vivienda a tomarse los medicamentos y a cumplir la incapacidad de dos días. Sin embargo, 48 horas después murió en su casa.

A pesar de que los dos centros médicos certificaron que al joven no se le negó la atención, la mamá y  hermana de Anzony aseguran  que hubo negligencia médica, tanto en la Clínica San Luis como en el Hospital Mario Gaitán Yanguas.

Lo cierto es que ningún médico  le ordenó un examen de sangre, orina u otro tipo de laboratorio para saber a ciencia cierta qué era lo que el joven padecía.

Sobre Periodismo Público 31786 Artículos
Noticias y actualidad de Soacha y Cundinamarca