La Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) informó que los trabajos iniciales se concentran en los municipios de Melgar y Chinauta.

A partir de la reactivación de las obras en el proyecto de ampliación a tercer carril de la doble calzada Bogotá-Girardot por parte del Gobierno Nacional, se iniciaron las intervenciones en los municipios de Melgar y Chinauta. Las obras se ejecutan en dos unidades funcionales: el trayecto entre San Rafael y El Paso, y entre Girardot y el Túnel Sumapaz, e incluyen la actual variante de Melgar y desde ese mismo túnel hasta la intersección Jaibaná, en Fusagasugá.

“Nos comprometimos a reactivar el proyecto IP Ampliación a Tercer Carril Doble Calzada Bogotá-Girardot y estamos cumpliendo; por ello es fundamental que los usuarios tengan en cuenta que a partir de ahora se encontrarán en el corredor vial intervenciones que podrán modificar los tiempos de sus desplazamientos, pero que son claves para retomar esta obra que es fundamental para conectar el Pacífico con el interior del país”, aseguró Ángela María Orozco, ministra de Transporte.

Los trabajos preliminares se llevarán a cabo en inmediaciones de los municipios de Melgar (Tolima) y Fusagasugá (Cundinamarca), y en tramos de la vía que históricamente se han caracterizado por su inestabilidad.

En Melgar serán intervenidos los sectores La Colorada y El Salero, entre los kilómetros 29 y 37; en la calzada Bogotá–Girardot se harán trabajos de rehabilitación en el pavimento y en el municipio de Nilo, sobre el sector La Gran Curva, entre los kilómetros 12 y 15, se realizarán obras de protección y estabilización de taludes.

Estas obras se adelantarán todos los días y durante las 24 horas, por lo que en la primera etapa el manejo de tráfico se hará con pasos a un carril y en la segunda, con cierre de la calzada y contraflujo por la vía Girardot–Bogotá.

Entre tanto, en Chinauta, sector del Alto de Canecas sentido Bogotá-Girardot, se iniciarán las actividades preliminares para desarrollar la estabilización de los taludes, obras necesarias para garantizar la seguridad vial en este sector de alta complejidad geográfica.

De acuerdo con la programación de las obras, en este tramo se harán cierres de carril en la primera etapa, y cierre de calzada con contraflujo por la otra calzada en la etapa posterior, con el fin de garantizar la ejecución de las obras y la transitabilidad segura de los usuarios.

A su vez, en este mes de marzo se iniciarán las obras en la variante de Melgar, sobre la calzada Girardot-Bogotá, con la rehabilitación del pavimento. Allí se realizarán cierres totales de la calzada con un contraflujo por la calzada sin obras que operará durante las 24 horas del día los 7 días de la semana.

Fuente: revistaelcongreso.com