Con la instalación del Comité de Alternancia Educativa de Soacha, se comenzó a hablar del retorno gradual a las aulas de clase.

El retorno gradual, progresivo y seguro a las aulas de clase, conjugando la presencialidad y no presencialidad por parte de los niños y jóvenes que estudian en los colegios oficiales, comenzará cuando las condiciones epidemiológicas lo permitan y la Secretaría de Salud lo certifique. Así fue presentado el Plan de Alternancia de la ciudad, que ahora será analizado por los representantes de diferentes organizaciones.

Los integrantes del comité, miembros de instituciones educativas de carácter público y privado, universidades, agremiaciones de padres de familia, estudiantes y sindicatos, además de entidades como la Personería Municipal, presentarán en nueva reunión –el viernes 12 de marzo– propuestas que complementen el documento entregado, en el que se recogieron los planteamientos de todos los sectores y que se construyó con el apoyo del Ministerio de Educación Nacional.

“Una gran parte de la comunidad desea que la alternancia sea una realidad; algunos estudiantes, sus cuidadores y profesores vienen presentando inconvenientes de salud mental debido al encierro y poca socialización con otros”, dijo la secretaria de Educación y Cultura, Gloria Álvarez Tovar.

Catorce componentes hacen parte del Plan de Alternancia, entre los que están la caracterización del personal por comorbilidades y edades, adquisición de elementos de acuerdo con los protocolos de bioseguridad, definición de grupos y jornadas, creación de comités en los planteles, la participación de los estudiantes para retroalimentar la iniciativa y el desarrollo de estrategias y criterios para la flexibilización curricular.

Como un aporte importante de la Administración Municipal, se contará con el apoyo de la Secretaría de Salud en el manejo, monitoreo y asesoría para el cumplimiento del componente de salubridad y la capacitación de la comunidad educativa en bioseguridad.

Además, de acuerdo con los lineamientos del Gobierno Nacional, se entregarán insumos y elementos de bioseguiridad para docentes, estudiantes y personal administrativo, como gel, jabón, tapetes, alcohol, tapabocas y lavamanos.

El Plan de Alternancia de Soacha prioriza los menores matriculados que tengan bajo desempeño académico y dificultades de conectividad, sin superar en ningún caso el 30% de la capacidad de cada aula de clase.