El Polo defiende lo público, no apoya revocatoria del alcalde Petro y aclara que los errores del Alcalde no comprometen a este Partido de izquierda democrática.


El Comité Ejecutivo Nacional del Polo Democrático Alternativo aprobó un pronunciamiento sobre la gestión del alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, cuyo contenido es el siguiente:

El Polo Democrático Alternativo no votó por Gustavo Petro a la Alcaldía de Bogotá, no participa en su Gobierno y recuerda que se presentó a las elecciones locales con programa propio y un candidato idóneo y competente, el doctor Aurelio Suárez.

Respecto a la prestación del servicio de aseo, nuestra posición se resume en la necesidad de establecer un nuevo modelo con presencia de la gestión pública que garantice los derechos de los recicladores, respete a los trabajadores y preste un servicio eficiente a la ciudadanía, fundado en la necesidad urgente de incorporar el reciclaje a la cultura ciudadana; libre de improvisaciones, populismo y aventurerismo en el manejo de la administración pública.

Por supuesto que la gestión pública de este y otros servicios, hoy privatizados, debe ser debidamente planeada, eficiente y transparente, de lo contrario se hace el flaco favor de desprestigiar la solución propuesta desde la izquierda democrática de fortalecer lo estatal en los servicios públicos.

Sobre los procedimiento que adelantó la administración para quedarse de manera transitoria con el 18% de la actividad y mantener a los privados en el otro 82%, hay muchas observaciones e interrogantes, ya en manos de los órganos de control, respecto de los cuales el Polo espera que con la misma vehemencia con que Gustavo Petro ha proclamado transparencia, proceda sin más dilaciones a rendir las explicaciones suficientes a los cuestionamientos que hoy se le hacen.

Nuestro partido no acompaña la iniciativa de pedir la revocatoria de su mandato, que con fundamento en la Constitución Política, impulsan algunos sectores y prefiere ejercer la crítica y acompañar los reclamos ciudadanos para que se gobierne en bien de la población y del desarrollo de la ciudad capital.