Fueron más de  dos años insistiendo para que la Secretaría de Infraestructura de Soacha hiciera de nuevo el cabezal de río Bogotá, el mismo que recibe las aguas residuales de Ciudad Latina y otros sectores de la comuna uno. Aunque la obra se hizo, líderes y comunidad cuestionan la construcción de la misma.

El contrato 1155 del 2018  contempló el arreglo de la vía principal de Ciudad Latina y la intervención del cabezal del río Bogotá que se ubica detrás de la Institución Educativa Ciudad Latina. Aunque la obra se realizó,  líderes sociales y comunales denuncian que el dinero que se invirtió  se desperdició y la misma se hizo de manera provisional.

“Acá se construyó una cámara de aquietamiento, la función de esta es que el agua pierda energía y que la entrega al río sea de forma tranquila. La instalación tiene tapa en concreto para que quede seguro; también se presenta hormigoneo, que es normal en una construcción de concreto, además  se sembrará capa vegetal para estabilizar el terreno y el contratista plantará  15 árboles por indicaciones de la Car. Esta obra tiene una estabilidad de calidad y es por 5 años, podría decirse que es provisional porque para realizar un cabezal de descarga se necesita más presupuesto, estudios del río y población que existe, y cuántas personas aportan para que el cabezal tenga ese tipo de carga”, dijo un funcionario de la Secretaría de Infraestructura de Soacha.  

El fiscal  de la Junta de Acción Comuna de Ciudad Latina tercer sector, José Rojas, dijo  que con mucha preocupación reciben la obra del cabezal del río Bogotá porque supuestamente tenían diseños pero no aparecen.  “La Car  dice que tienen que hacer un gavión y que esto es algo provisional. Me parece inaudito que con el contrato 1155 del 2018, que está ligado con la vía principal de Ciudad Latina, vayan a derrochar así el dinero en  algo que no sirve para la comunidad; también hubo necesidad de sacar 5 tubos de 6 metros que sumado al costo real son 110 millones de pesos; es muy triste que la Car y la Alcaldía no puedan hacer nada bien, eso es tergiversar las cosas. Esa tubería se colocó cuando taparon el río que viene de Tierra Blanca para que saliera a la cuenca del río Bogotá”, expresó.

Los tubos retirados fueron destruidos por el contratista

Frente a los 5 tubos removidos del cabezal, el funcionario de la alcaldía dijo:  “Por orden de la CAR tocaba sacar los tubos, porque por época invernal se los  llevaba el Río, así que los tubos no prestaban el debido funcionamiento”. En este sentido la comunidad se pregunta, ¿por qué no enviaron los tubos para otro punto donde se necesitaran en vez de ser demolidos?

Rosendo Quintero, líder social de Quintas de Santa Ana,  dijo que “desde el 17 de mayo del 2017 se comenzó a dañar el cabezal, se hizo una fisura y se le informó a toda la alcaldía pero siempre decían que estaban en estudios y luego de 2 años y 18 meses hacen una obra tan costosa y mal hecha”.

Ricardo Ruiz, funcionario de la CAR y encargado del sendero peatonal, manifestó  que “nosotros nos dimos cuenta hace 3 años que se estaba cayendo. Enviamos muchos oficios a la alcaldía, que es la dueña del alcantarillado para que construyera. Ahora vemos  que se  ejecutó una estructura que la administración consideró que era la adecuada para la entrega del conducto de aguas. El contratista que hizo la obra tiene que demostrar que la misma es adecuada mediante el diseño y nosotros como CAR pedimos el diseño que propusieron pero no lo entregaron, y yo notó que hace falta algo, especialmente una aleta que sostenga lo que pueda caer allí”.

En conclusión, la comunidad de veedores de la obra informó que hubo un presupuesto de más de 100  millones de pesos que no sirvió para solucionar  a largo plazo el funcionamiento de  la bocatoma de aguas residuales de los barrios de la comuna 1 que se ubican por el sector de Ciudad Latina.

Enlaces relacionados: https://periodismopublico.com/por-fin-se-interviene-cabezote-del-rio-bogota-en-ciudad-latina