Una antena que al parecer es de telefonía celular y que se estaba construyendo de forma clandestina en una de las viviendas de este barrio, ha causado polémica y malestar entre los habitantes debido a las irregularidades que se venían cometiendo en su construcción y a los perjuicios que esta podría traer a la comunidad.


Varias personas que residen en el tercer sector del barrio León XIII descubrieron hace poco más de un mes que algo raro estaba pasando, pues los golpes en las paredes y los ruidos que se escuchaban daban una señal de que algo no andaba bien. Efectivamente, la comunidad descubrió que detrás de algunas viviendas se realizaba la construcción de una gran antena, que a juzgar por la forma y las condiciones en que se estaba haciendo, hizo pensar que dicha obra comenzó de forma irregular.

Fue sólo hasta el pasado viernes, luego de que la Inspección Tercera de Policía sellara la obra por las irregularidades encontradas, y tras presentar algunos documentos en los que se reportó ante la Secretaría de Planeación la problemática existente y se solicitaran acciones para impedir que la antena fuera construida, que la comunidad confirmó que la construcción se estaba haciendo sin ningún permiso o licencia, prácticamente en la clandestinidad y sin informar nada al respecto a la gente del barrio:

“Hace unos 20 días nos dimos cuenta que estaban construyendo esta antena, porque empezaron a golpear las paredes de las casas, pues la obra se estaba realizando detrás de mi vivienda y de la de una vecina. Escuchábamos mucho ruido y nos dimos cuenta que se trataba de un antena, aunque no sabemos si es de radio o de celulares, pero sí que es grandísima. El problema es que esta antena va a perjudicar nuestra salud, porque tiene mucha radiación, además este es un sector residencial en el que también hay negocios como asaderos, restaurantes y fruver, que también se van a ver afectados. Hay muchos niños y mujeres embarazadas como yo, a las que esto les va a generar inconvenientes”, explicó Teresa Caviedes, habitante de León XIII primer sector.

Según Caviedes, se sospecha que la antena estaba siendo construida por personal contratista de empresas de telefonía celular, que lograron construir más de la mitad de dicho elemento. Adicionalmente, manifestó que de acuerdo a la información entregada por la Inspectora de Policía, la obra va a permanecer sellada temporalmente, mientras se desarrolla el proceso de verificación de las condiciones en que se ha ejecutado hasta el momento.

“Hay mucho ruido, los vidrios alcanzan a moverse y se generan otros inconvenientes. La dueña de la casa donde fue instalada esa antena dijo que esta era pequeña, pero lo cierto es que es de grandes proporciones. Por eso estamos mirando qué se puede hacer respecto a este problema, nosotros ya acudimos a la Alcaldía Municipal a plantear esta inconformidad, entonces no nos queda más que esperar a ver qué resultados podemos obtener, y de qué manera nos puede colaborar la JAC. De todos modos la suspensión de obra se realizó el pasado jueves, la Inspectora y la Policía nos colaboraron para realizar este sellamiento”, expresó Claudia Martínez, residente de León XIII.

“El daño que esa antena le va a hacer a la comunidad es muy grande, todos sabemos que esos elementos producen agentes cancerígenos que afectan la salud, por lo que la comunidad se va a ver muy afectada. Por eso pedimos que se retire esa antena del barrio para no volver a saber nada de esta, nosotros recogimos una serie de firmas que están en la Secretaría de Planeación, por lo que esperamos que el municipio nos escuche, porque de lo contrario iremos hasta donde nos toque ir para que la quiten, pues no aceptamos de ninguna manera la presencia de esta antena en nuestro barrio”, indicó Onofre Mahecha, vecino de León XIII.

Por último, Misael Sua Pérez, otro habitante de León XIII, manifestó que si no hay ninguna licencia para construir la antena, esta no debería estarse construyendo, teniendo en cuenta que se trata de un sector residencial:

“Llevo 32 años viviendo acá y es la primera vez que veo un inconveniente de este tipo. Estamos velando por la protección de todos los niños y las mujeres embarazadas, además de la del resto de la comunidad. Tengo entendido que para instalar este tipo de elementos están los cerros, donde sí se pueden colocar sin generar perjuicios a nadie. Cualquier persona que llegue al sector se va a ver perjudicada con esto”, concluyó Sua.

La comunidad de León XIII hace una petición a la Administración Municipal, más exactamente a la Secretaría de Planeación, para que no permita que la antena sea construida y evite que la comunidad se vea perjudicada por este elemento.