La urbanización El Trébol, situada en la Comuna tres, pese a ser catalogada como un espacio residencial estrato tres, no cuenta con un espacio comunal o de esparcimiento para las familias, por ese motivo, la Junta de Acción Comunal y su comunidad luchó desde 2007 para obtener un espacio destinado al bien común.


Junto al Rincón de Santa Fe, el barrio El Trébol nunca contó con un salón comunal o espacios de esparcimiento, pese a haber sido construido a través de un proyecto urbanístico planeado. La falta de espacios de esparcimiento y reunión llevó a los representantes de la comunidad a gestionar la obtención de un predio público, con el fin de conseguir la construcción del que será su salón comunal.

“Desde el año 2007 hemos estado haciendo la gestión y tramitando los documentos necesarios para poder conseguir un espacio público destinado a la construcción de un salón comunal. En la administración anterior logramos que el mandatario de turno nos escuchara, así fue que nos dio la oportunidad de quedar en un grupo de cinco barrios que serían beneficiados con la construcción de ese espacio para la comunidad”, explicó Nidya Segura, presidenta de la Junta de Acción Comunal de El Trébol.

Precisamente, la construcción de dichos espacios comunales se dio en el marco de un acuerdo entre la administración anterior y la empresa constructora Amarilo, en el que la entidad se comprometió, en cumplimiento de su labor social, a realizar la construcción de cinco salones comunales. Los espacios para las edificaciones serían aportados por la alcaldía. Con perseverancia y una constante insistencia, la comunidad de El Trébol logró ser uno de los barrios beneficiados.

“Siempre nos aseguramos de tener todos los documentos al día y conjuntamente estuvimos dispuestos a facilitar el proceso al interior del barrio, colaborando de la manera más ordenada posible, para ello tuvimos que hacer una exhaustiva gestión ante las entidades y dependencias correspondientes en el municipio”, argumentó la presidenta.

El papel y colaboración de la comunidad fue una pieza clave para el correcto desarrollo de la gestión, pues su paciencia y motivación ayudaron a que las acciones ejercidas desde la Junta de Acción Comunal no cesaran durante once años.

“Como integrante de la comunidad siempre fui testigo del esfuerzo que los representantes de la junta estaban haciendo para conseguir el salón comunal, por eso, junto a muchos otros vecinos, siempre estuvimos pendientes del proceso y apoyamos en lo que fuese necesario, destacamos la labor comunal que hasta el momento se ha ejercido en nuestro sector”, expresó Jairo Rueda, habitante del barrio.

La comunidad estuvo presente para la entrega del espacio en el que se construirá el salón comunal, el acontecimiento fue liderado por la Dirección de Espacio Físico y Urbanismo, en cabeza de Alexander Pira, de la mano con los líderes del sector que lo recibieron. Ahí se construirán dos salones comunales, uno para Rincón de Santa Fe y el otro para la comunidad de El Trébol, respectivamente.

Cada salón contará con un espacio de 10×10 metros y tendrá sus respectivos baños y cocina; Amarilo estará a cargo de la construcción de los mismos y las comunidades se encargarán de aportar el funcionamiento de los servicios públicos. Su construcción iniciará a mediados de junio.