Nos dimos a la tarea de hablar con personas seguidoras del Partido Liberal Colombiano en Soacha y nos encontramos con la sorpresa que tienen una controversia con el tema de la adjudicación del aval a uno de los candidatos inscritos por esa colectividad a la alcaldía de Soacha; incluso rumoran que la decepción es grande porque dentro de la Dirección Nacional Liberal supuestamente influyen mucho para que no se adjudique aval y se pronuncie públicamente mediante resolución su adhesión al candidato de la “U”, que recientemente ganó la consulta popular


Arguyen también que es insólito que si un municipio que tiene gobierno liberal y que en el departamento de Cundinamarca también, no puede ser posible que le tengan que entregar un partido con poder a otro que no lo tiene con el único argumento que los candidatos inscritos son débiles y no les alcanza para ganar, desconociendo sus capacidades profesionales y su experiencia pública. Para esta comunidad no es ético que los procedimientos o mecanismos de selección de su candidato se basen en meros supuestos o hipótesis sin fundamentos de peso que permitan hacer a un lado a unos aspirantes que han pasado por todo el protocolo requisitorio exigido por la DNL.

El doctor Rafael Pardo, quien es el director Nacional del Partido Liberal, opta por hacer una encuesta popular y abierta en Soacha para que sirva como mecanismo de selección del candidato liberal y contrata a una firma encuestadora que a su vez envía a unos estudiantes de una universidad a realizar una encuesta donde le hacían unas preguntas a un determinado número de hombres y mujeres, pero me encuentro con la gran sorpresa que varios codirectores del directorio municipal liberal de Soacha por casualidad estábamos en el parque frente a la alcaldía y yo por ejemplo contesté esa encuesta en nombre de una mujer, porque supuestamente ya al número de hombres se las habían realizado; además, yo contesté la encuesta con la anuencia de la niña que estaba haciendo su trabajo. Luego qué puedo pensar del grado de seriedad de esta firma encuestadora y qué confianza me dan sus resultados, sobre todo también con esas preguntas tan desequilibradas donde comparan la favorabilidad de los candidatos del partido liberal frente a los candidatos ganadores de las consultas internas de los partidos que optaron por esta medida, entonces todo esto me hace pensar sobre una presunción que todos nos imaginamos que es que la DNL, no quiere adjudicar aval a ninguno de los inscritos que cumplieron todo el protocolo exigido por el partido liberal mediante resoluciones, con el cuentico del Dr. Pardo donde nos dice al directorio municipal de Soacha que él quiere unos resultados decorosos porque no quiere hacer el ridículo en las próximas elecciones del 30 de octubre de 2011.

Pero si miramos el retrovisor hacia las elecciones pasadas de presidencia, el doctor Pardo, jamás superó el 2% de favorabilidad en las encuestas y no se le reprochó esto, si no que al contrario, se le dio ánimo y confianza por todos los liberales que insistíamos en no dejar al partido liberal sin candidato, hasta el punto que fue a las elecciones y obtuvo más de 1.700.000 votos, donde demostró que el partido sigue vigente. Cómo quisiera que la DNL entendiera que nuestro actual alcalde, el Doctor Ernesto Martínez, obtuvo aproximadamente 21.000 votos y que el doctor Andrés González, actual gobernador de Cundinamarca, obtuvo la máxima votación en Soacha que ningún otro municipio le haya podido poner, luego que a mi juicio es improcedente, antiético y despreciativo que no le den candidato liberal a la alcaldía de Soacha.