He tenido un especial interés por conocer los intríngulis del famoso Decreto Ley 1469 del 30 de junio de 2.011, “Por el cual se adoptan medidas para promover la oferta de suelo urbanizable y se adoptan otras disposiciones para promover el acceso a la vivienda.”


Por esta razón, ya con la Ley en la mano me dediqué a buscar en la Internet si ya se estaba aplicando esta norma en algún sitio del país y accidentalmente hallé en la Revista SEMANA del 18 del mes y año en curso, un reportaje que este medio le hizo a doña BEATRIZ URIBE, Ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo territorial, que resumo aquí y que dice lo siguiente sobre el tema:

Así se construirá un millón de viviendas en Colombia”

Colombia tiene un déficit de 1.200.000 viviendas y se busca construir un millón de unidades habitacionales

La Ley de suelos urbanizables y dos decretos con orden de ley son las primeras decisiones tomadas para eliminar las barreras que impiden que los hogares de bajos recursos accedan a vivienda de interés social.

Solo en el Municipio de Soacha se construirán 40.000 viviendas de interés social en seis macro proyectos, uno de los más grandes de los últimos años. Cartagena, Santa Marta, Puerto Boyacá y Honda, entre otras ciudades y Municipios, también están en lista según Beatriz Uribe, Ministra de Ambiente y Desarrollo Territorial, en entrevista con Semana.com.

Cómo se van a construir. En los últimos cuatro meses de 2.010 de 60.000 iniciadas se edificaron 74.620. Para 2.011 definieron 197.000 y se tienen 81.324. En el 2.012 iniciarán 248.000, en 2013 otras 290.000 y para el 2.014, 205.000.

El 70% deben ser de interés social. Hoy es apenas del 40% para interés social y60% no, pero cambiará el sistema porque en Colombia hay un faltante de 1’200.000 viviendas y se tienen ya cifras en licencias, iniciaciones, créditos hipotecarios y ventas, y poseen para subsidio la suma de 350.000 millones de pesos.

La población damnificada por el Fenómeno del Niño es informal, no tiene afiliación a las Cajas de Compensación Familiar y presentan condiciones de vulnerabilidad extrema. Para ellos se tiene que el Estado financie la totalidad del valor de la vivienda, en recursos nacionales, departamentales y municipales.

Ya han firmado 14 convenios para construir 30.000 de estas soluciones de vivienda para población vulnerable, por ejemplo en Útica, Girardot, Soacha, Medellín, Barranquilla, Cartagena, Bello, La Virginia, Honda, La Dorada, Puerto Boyacá y el sur del ATLÁNTICO. El valor total de tales proyectos es de $400.000 millones: 200.000 millones par a este año y otros 200.000 millones en 2.012.

Se quieren hacer ciudades integrales, que tengan espacio público, ciclo-rutas, transporte.

Un ejemplo es Soacha, donde hay un proyecto de 40 mil viviendas. Un proyecto como el de Soacha podría incluir mínimo 100.000 niños y adolescentes. De manera que tenemos que pensar en el tema de educación y salud. Aquí el Gobierno es el que tiene que poner la mayor fuerza y en donde no se puede apoyar a los Municipios. Así se está haciendo. Hasta la fase que llevamos de los macro proyectos en Soacha ya van vendidas 8.000 viviendas y tenemos que atender esas familias. Si en la próxima etapa se incorporan 5.000 viviendas, entonces van también los servicios de educación y salud.

Pregunta: Uno de los problemas para las familias es que si acuden al subsidio no obtienen crédito o viceversa:

Responde: Estamos trabajando las dos direcciones. Primero en hacer reingeniería: hoy toda familia pobre que tiene subsidio se le está facilitando el acceso al crédito. Por ejemplo en el Fondo Nacional del Ahorro durante doce meses el Gobierno le regala un subsidio de manera automática. Eso nos va a desembotellar mucho. La idea es que estas familias paguen menos de lo que pagan en arriendo. Pero con la garantía de que la vivienda se está volviendo propia. Hay una población muy vulnerable que de ninguna manera podemos meter en un canal crediticio. A estas familias les estamos tratando de ayudar en todas las formas, por ejemplo, completando el subsidio, o si puede ayudar, en la construcción.

Como se implantará el arriendo con opción de compra, beneficiará la vivienda de interés social. En este caso el constructor que se interese en desarrollar un proyecto con opción de compra le dice al Fondo Nacional del Ahorro (FNA) o a un Banco que lo acompañe en el proceso. La familia que no tiene para la cuota inicial comienza a pagar el arriendo, pero de manera simultánea empieza hacer el ahorro. Si al cabo de un año decide comprar, le dice al constructor y al Banco que desea hacerlo para que le den un crédito y el Gobierno “le regala” un subsidio complementario por la otra mitad del valor de la vivienda. El Gobierno paga la mitad de la casa y entonces la cuota de arrendamiento de los siguientes años, que ya sería la cuota de la casa, se cobraría sobre la mitad.

La población informal que no tiene acceso a crédito está siendo atendida por el Fondo Nacional del Ahorro. “Un hogar pobre con sus cesantías, a los seis meses le prestamos para vivienda. A largo plazo, un hogar que pone sus ahorros en el F. N. A., le prestamos para vivienda y le entregamos un subsidio complementario de manera automático”.

Hasta aquí lo expuesto por la señora Ministra al periodista de Semana. En lo que respecta al Decreto 1469 de 2.011, le da a los Alcaldes Municipales la oportunidad de la ejecución del Plan de Ordenamiento Territorial (Art,4º). De la viabilidad del proyecto (art.7 numeral 2). Ajuste del Proyecto a iniciativa del Alcalde (art. 8º) y concertación (art. 8 n.2. Observaciones y recomendaciones y audiencia pública literal d) Asuntos ambientales y adopción del proyecto y ajustes especiales. Presentación al Concejo, por el Alcalde, de los ajustes necesarios del Macroproyecto. Toda modificación que pretenda introducir el Concejo, deberá demostrar las ventajas que tiene y contar con la aprobación escrita del Alcalde, dentro de los términos previstos. Presentar al Concejo las posibles exenciones tributarias.

Después de leer detenidamente lo expuesto por la señora Ministra y las funciones e intervenciones determinadas por la Ley para el Concejo Municipal, que son pocas y del Alcalde que son muchas, considero que el mayor beneficio corresponde a las gentes sin techo y que con la aplicación estricta de la Ley 1469 de 2011 conseguirán la casa que vienen buscando desde hace muchos años y se les hará justicia también a los soachunos que buscan un sitio para vivir mejor, y el cambio radical de nuestro estancado lugar de nacimiento.

Entérense del texto completo de la Ley, apreciados conciudadanos, y así se tendrán elementos de juicio para decidir sobre una norma legal, que estoy seguro, servirá para debatirla ampliamente con quienes desinteresadamente solo quieren lo mejor para Soacha.

[email protected]