Por medio de talleres lúdicos y escuelas de formación artística, el Centro Cultural Afrodes y la Organización Palma Negra desarrollan una importante labor para rescatar las raíces culturales de la población afro-descendiente de este sector de la comuna cuatro de Soacha.


Ha sido ese mismo trabajo el que ha permitido que organizaciones y personas a nivel local, nacional e incluso internacional se interesen en apoyar esa noble causa para hacer que decenas de niños, jóvenes y adolescentes tengan una oportunidad de edificar un proyecto de vida a través del arte y el desarrollo de habilidades físicas como la danza y la expresión corporal.

Precisamente ayer viernes se hizo una pequeña muestra de aquel gran proyecto que desde hace varios meses se viene ejecutando en esta alejada comunidad, que a pesar de los cometarios despectivos que resaltan sus eventuales problemas por pertenecer a una zona específica de Soacha, se levanta para decir que ellos también son capaces de superarse y gestar una alternativa de vida diferente a la marginalidad y la violencia. Es así como la Fundación ‘El alma no tiene color’, dirigida por la Top Model colombiana Belky Arizala, creyó en la iniciativa y decidió apoyarla para acompañar y fortalecer la misión de estas dos organizaciones.

“Lo que hacemos con Afrodes es buscar personas que apadrinen el talento de muchos niños y adolescentes afrocolombianos que tengan ese don especial y no posean las oportunidades de proyectarlo, es por eso que tenemos un programa que se llama ‘Apadrina a una estrella’ por medio del cual gestionamos proyectos en donde buscamos aliados que cubran esa necesidad que la persona requiere. Nuestra población está muy afectada y necesitamos que todos, con lo que sabemos hacer, ayudemos a la comunidad. Para esta ocasión realizamos un concurso de talentos del que escogimos como ganadora a Angie, una pequeña que estará con nosotros en ese apadrinamiento. En ese sentido esperamos lograr que un empresario o una persona de buen corazón patrocine ese talento”, explicó Arizala.

“Me siento muy bien y agradezco a Belky por enseñarme modelaje, yo modelé frente a ella y ahora aprenderé mucho más en su escuela”, agregó Angie, la niña que ganó en el concurso de talentos.

‘La calle es libre’

Aprovechando la actividad que cumplen las mencionadas instituciones, un grupo de realizadores españoles liderados por Antonio Girón, se encuentra en el barrio El Oasis filmando un documental que tiene como propósito resaltar la actividad cultural de la población afrodescendiente del país y a la vez destacar las cosas positivas que suceden en este deprimido sector del Municipio.

“Trabajamos con un grupo de personas de descendencia afro en un taller de cine para elaborar un filme que cuente las dificultades que viven estos muchachos en los espacios públicos, de juego y lúdicos. Nuestro documental plantea una historia en la que ellos realizan una película para intentar conseguir un parque para su barrio. Escogimos a Soacha porque sabíamos de la existencia de Afrodes, además con anterioridad filmamos en este lugar observando un contacto con los jóvenes, algunas de las madres y toda la comunidad. En ese entonces pensamos que si continuábamos con nuestro trabajo podíamos explotar el talento de los ‘chavales’ que cuentan con muchas capacidades que valen la pena dar a conocer en el resto de Colombia y otros lugares del mundo”, señaló Girón, Director de ‘La calle es libre’.

“Es importante que los ciudadanos de otros países puedan mostrar la cara positiva de nuestro sector para que no sólo digan que en Cazucá hay inseguridad y vándalos, sino también niños y mujeres muy talentosos que quieren salir adelante”, expresó Aurora Casierra, habitante de El Oasis y una de las colaboradoras del filme.

Se espera que la producción se estrene en el festival ‘Ojo al Sancocho’ que se realizará el próximo mes de octubre. “Queremos que la gente que haya participado en la película se sienta satisfecha y se crea que esto tuvo algún significado para ellos”, concluyó el cineasta.