Líderes, barristas, colegios y empresarios se unieron para embellecer dos escenarios en Soacha y buscar reconciliación, a propósito de las muertes por el incendio del CAI  San Mateo.

Andrés Aricapa, líder juvenil y social de Soacha, junto con barristas de Millonarios, América, Nacional y Santafé, y de la mano de empresarios del sector, vienen haciendo un trabajo de embellecimiento en dos escenarios de San Mateo, pero en el fondo lo que se busca es unir a la Policía con los jóvenes y la comunidad, a propósito de la tragedia originada por el incendio del CAI San Mateo, donde murieron 8 muchachos.

 Hace 20 días se empezó por pintar y embellecer las gradas ubicadas al lado del CAI San Mateo, y este sábado 6 de febrero, sobre las 11:30 a.m., la actividad se realizará en la cancha ubicada frente al colegio Almirante Padilla, también en comuna cinco.

“Es una actividad sin ánimo de lucro y netamente social con ayuda de la comunidad y varios microempresarios del sector que se sumaron a esta iniciativa liderada por mí, junto con los muchachos de las barras de Santafé, Nacional, Millonarios y América, con ayuda de la Junta de Acción Comunal, algunos colegios que nos donaron materiales y una escuela de futbol”, sostuvo Andrés Aricapa, líder social y juvenil de Soacha.

Pero además de embellecer los dos escenarios, se busca hacer un homenaje a las victimas incineradas en el CAI el pasado 4 de septiembre, y a la misma policía por su gestión y labor en la comunidad, dando un mensaje de paz y unión, y pidiendo inclusión de los jóvenes.

“El mensaje es netamente de unión, paz y reconciliación en homenaje a las víctimas incineradas en el CAI, y también a la policía, que es una institución que siempre está del lado de la comunidad y que se suma a esta importante actividad que, de manera simbólica, nos invita a la unión y a la paz con la población civil, recordando que es la institución pública la que nos protege y nos brinda seguridad; este es el mensaje y el objetivo de la actividad del sábado”, agregó Aricapa.

Atendiendo los protocolos de bioseguridad, no habrá aglomeraciones en la actividad. La idea es que participen entre 15 y 20 jóvenes que se distribuirán por toda la cancha, y luego se complementará el trabajo con un sancocho comunitario.

Finalmente, se busca que los dos escenarios y el mismo CAI se conviertan en espacios de paz y reconciliación.