Lograr una inclusión constitucional que garantice estabilidad laboral, el reconocimiento a su profesión, y mejorar el bienestar y la calidad de vida, son algunas de las peticiones que harán al Gobierno Nacional. Más de 5.000 bomberos de 23 Cuerpos Oficiales de diferentes ciudades del país se sumarán a la protesta pacífica.

El plantón denominado “¡Bomberos Oficiales, Aeronáuticos y Voluntarios bajo una misma bandera!”, será justamente este jueves 11 de noviembre, fecha cuando se celebra el Día del Bombero en Colombia, según la Resolución 0661 de 2014 del Ministerio del Interior.

Pero esta vez la jornada que se realizará no será de festejo, como es habitual por las principales calles. Esta vez, activarán las sirenas de las máquinas en señal de rechazo a sus condiciones laborales. “De manera simultánea, con más de 5.000 bomberos desde 23 ciudades del país, se adelantará el plantón para velar y defender los derechos fundamentales de este gremio”, expresó Diego Valencia, vocero del Sindicato Nacional de Bomberos Oficiales de Colombia (SINBOCOLOMBIA).

Los líderes del sindicato expresaron que estarán desde las 9:00 a.m. y hasta las 12:00 m. este jueves 11 de noviembre frente a las instalaciones del Ministerio del Interior (Cra. 8 No.12B-31, La Candelaria). Sin embargo, los oficiales dejaron claro que la protesta de los bomberos de Colombia no interrumpirá sus actividades laborales y que podrán asistir a la atención de cualquier emergencia en la capital del país y en cualquiera de las estaciones de las diferentes ciudades.

A continuación, se relacionan las peticiones y exigencias que harán los bomberos oficiales al ministro del Interior, Daniel Palacios Martínez:

1. La necesidad de la reforma de la Ley 1575 de 2012, “por medio de la cual se establece la Ley General de Bomberos de Colombia” y la reforma de sus decretos reglamentarios. (Proyectos de reforma que se vienen trabajando desde hace años atrás, en colaboración de distintas agremiaciones sindicales para fortalecer las tres modalidades de Bomberos Oficiales, Aeronáuticos y Voluntarios.

2. No a la imposición de un concurso amañado por parte de la Comisión Nacional del Servicio Civil (CNSC), y donde sí una de sus funciones, es la de “aconsejar, no aceptamos la intimidación que hace la CNSC, a muchos de ustedes como nominadores en sus respectivos municipios, sobre la adaptación de profesiogramas, como el de Bogotá a todo el país, donde las características son muy diferentes a las de su región y desconociendo la inversión que desde sus despachos se hace por fortalecer las instituciones bomberiles, lo cual podría llevar a un detrimento patrimonial en sus ciudades».

3. Que los Bomberos Oficiales y Aeronáuticos tengan la autonomía como la tienen varias entidades del orden nacional, para realizar las convocatorias de ingreso como de ascenso, y no dependan de una Comisión Nacional del Servicio Civil que realiza concursos cada 17 años.

4. La creación de la Escuela Nacional de Bomberos de Colombia, avalada por el Ministerio de Educación Nacional, como establecimiento de educación superior y financiada por el Gobierno Nacional, en procura de responder por un servicio público esencial como es la atención de emergencias.

5. Creación de un Decreto Reglamentario para el Régimen Especial de Carrera de los Bomberos Aeronáuticos y fortalecer las demás necesidades que atraviesan actualmente este gremio.