Todo indica que el joven de 27 años estaba solo en su casa,  se tomó un veneno y se suicidó.

La persona fue identificada como Carlos Julio Montoya,  quien fue encontrado en su casa por familiares cuando aún estaba con vida.

Cuentan que lo encontraron con un fuerte dolor abdominal  y convulsiones, pero a pesar de trasladarlo a un centro de urgencias del municipio y posteriormente a un hospital de Bogotá, falleció.

Los  familiares de Carlos  dijeron que el joven fue trasladado a la Clínica Centenario de  la capital de la República; allí  fue sometido a un urgente proceso de desintoxicación por parte del equipo médico, pero lo que se tomó ya había causado demasiado daño en su organismo y murió.

Ni los familiares ni las autoridades tienen claro el motivo por el cual el joven se suicidó en pleno aislamiento obligatorio.

El caso está en investigación por parte de las autoridades.