La niña de 23 meses está en el Hospital Simón Bolívar con quemaduras de tercer grado y el ICBF no explica claramente lo que pasó.

La niña fue llevada el 8 de abril al hogar infantil Mi Dulce Refugio, y ese mismo día llamaron a la madre de la bebé para decirle que la menor estaba llorando mucho, por lo tanto, debía ir a recogerla.

Asegura la madre de familia que tan pronto la llamaron del jardín fue y recogió a su hija, pero al recibirla notó que la pequeña tenía el cuello rojo y los párpados inflamados.

Pasaron los días y el enrojecimiento se fue incrementando, al igual que la hinchazón y el dolor porque la niña se quejaba mucho.

Ante la situación, decidieron llevar a la niña al Hospital Simón Bolívar, allí le dijeron que lo que comenzó con una alergia y enrojecimiento, se fue transformándose en una mancha oscura e hinchazón, y el diagnóstico fue quemadura de tercer grado ocasionada por una sustancia química desconocida.

La niña fue trasladada al pabellón de quemados el 14 de abril, pero es la hora que ni el hogar infantil Mi Dulce Refugio ni el ICBF dan una explicación clara de lo que sucedió con la menor de 23 meses.

Hasta ahora sólo se conoce una carta del hogar infantil fechada el 18 de abril, en la que se asegura que la niña llegó con malestar general y dolor de garganta.

Ahora, la madre espera una explicación clara de lo sucedido, mientras su bebé de 23 meses continúa en el pabellón de quemados del Hospital Simón Bolívar.

Foto: referencia – ICBF