Luego de una dura batalla que libró la Secretaría de Salud del municipio con el Ministerio, finalmente Soacha también le dijo adiós al tapabocas en recintos cerrados. Acá les contamos por qué y cuáles son las excepciones.

Lo que dijo el Ministerio de Salud es que a partir del primero de mayo el uso obligatorio de tapabocas en recintos cerrados se levantaría en los municipios que tengan coberturas de vacunación del 70% de esquemas completos y 40% de dosis de refuerzo de su población.

Según el Ministerio de Salud y de acuerdo a la anterior indicación, Soacha no cumplía este requisito porque aún no llegaba al 70% de vacunados. Sin embargo, para el secretario de salud, John González, la autoridad sanitaria del país estaba errada porque buena parte de los habitantes del municipio se han vacunado en la capital.  

“El problema es que el Ministerio mide las coberturas sobre la población DANE; en nuestro caso tienen en cuenta el número de habitantes reconocidos y lo cruzan con los biológicos que nos han entregado y cuántos se han aplicado en segundas dosis (380 mil en Soacha)”, relató.

Pero para el Secretario, el Ministerio estaba errado porque muchos residentes de Soacha se vacunaron en Bogotá.  “Tendrían que cruzar con cédulas y no con población DANE”, replicó.

El pasado viernes, el secretario de salud John González tuvo que ‘darse la pela’ en el Ministerio para que se reconociera que el municipio tenía la razón.

Así las cosas, el Ministerio de Salud expidió la Resolución 692 del 29 de abril de 2022 donde en el numeral 2.3 – Uso del tapabocas – numeral 2.3.1 -se estipula que “para los municipios conurbados y áreas metropolitanas, se tendrá en cuenta la cobertura de la ciudad principal”.

Lo anterior indica que para el caso de Soacha, la medición del porcentaje de vacunas será la misma de la ciudad principal, es decir, de Bogotá, porque el municipio está conurbado con la capital.

De hecho, el secretario de salud indicó que a Soacha han llegado 843 mil vacunas y se han aplicado 833 mil, es decir, un 98% de efectividad en la aplicación del biológico.

Recuerde que hay excepciones a la medida. El tapabocas tendrá que seguirse usando en lugares donde se prestan servicios de salud, hogares geriátricos, espacios cerrados escolares (salones de clase) y en transporte en general.