La Defensoría del Pueblo solicitó tomar medidas para garantizar el derecho fundamental a la salud debido al alto nivel de espuma tóxica en río Balsillas de Mosquera, Cundinamarca

Ante el alto nivel de espuma en el río Balsillas, sector los Puentes, del municipio de Mosquera (Cundinamarca), que desborda su cauce y ronda, e incluso llega a sectores residenciales, la Defensoría del Pueblo le solicita a las autoridades ambientales y territoriales tomar medidas inmediatas para garantizar el derecho fundamental a la salud y el bienestar de los habitantes aledaños a este afluente.

“Los altos volúmenes de espuma, además de los malos olores, pueden generar enfermedades en la piel, problemas respiratorios y, sin duda, afecta el bienestar de esta comunidad en Mosquera. Por lo tanto, les hago un llamado a las autoridades nacionales, territoriales, y a la CAR Cundinamarca, para que aúnen esfuerzos y adopten las medidas necesarias para solucionar esta problemática”, señaló el defensor del pueblo, Carlos Camargo.

Tal situación obedece a que la cuenca hidrográfica del río Bogotá presenta un alto grado de contaminación generada a partir de vertimientos de aguas residuales domésticas e industriales, malas prácticas agropecuarias y un manejo inadecuado de basuras y vertimientos.

De manera particular, la Defensoría del Pueblo le solicita a la Alcaldía Mosquera que continúe con el dragado y limpieza del río en la zona y, de esta manera, se reduzca el impacto generado por la espuma. De igual forma, se pide adelantar cronogramas de mantenimiento en los sitios en los que aparezca este fenómeno.

“Una vez las diferentes autoridades lleven a cabo las visitas de seguimiento y control, desde nuestra delegada para los Derechos Colectivos y del Ambiente y nuestra Regional Cundinamarca, convocaremos una mesa de trabajo con el fin de garantizar la protección efectiva de los derechos fundamentales a la salud y a un ambiente sano de las comunidades afectadas”, puntualizó el Defensor del Pueblo.