Ahora los vendedores ambulantes de Sibaté que porten la identificación podrán trabajar en lugares autorizados para que no incomoden a los peatones.


La medida se tomó luego de varias capacitaciones a los vendedores del municipio en temas como manipulación de alimentos, salud pública, utilización adecuada del espacio público y asociación del gremio.

El gremio de vendedores ambulantes ya recibió de manos de la Administración Municipal los carnets que los identifican como vendedores autorizados dentro del casco urbano local.

Alfonso González, secretario de Gobierno, informó que aquellos que no porten la identificación no tiene permiso para operar en las calles sibateñas. “Quienes no porten el debido carnet no pueden trabajar, pues además de interrumpir el espacio público, no tenemos la garantía de las medidas de higiene que tengan para la manipulación de alimentos, y podrían también generar un evento de competencia desleal frente a los que han cumplido todos los requisitos”.

“A partir del sábado 13 de marzo los comerciantes que no tengan el carnet podrán estar sujetos a que se les decomise su mercancía, porque la Inspección de Policía y el Comando adelantarán permanentes operativos vigilando que esta normatividad se acate”, dijo el Secretario de Gobierno.

Finalmente se acordó con los vendedores que ellos podrán servir como apoyo al mantenimiento del orden público, ya que formarán una red de cooperantes estratégica por su permanencia, casi diaria, en lugares públicos.