Crear una mesa conjunta con la administración municipal y citar al gerente de la EAAB, Diego Bravo, para que responda por la falta de suministro de agua potable a las nuevas urbanizaciones que se están construyendo en el municipio de Soacha, propuso esta semana el concejal de Cambio Radical.


La propuesta de Ramírez está sustentada en la Ley 1551 de 2012, artículo 32, la cual permite citar al Gerente General de la Empresa de Acueducto de Bogotá para que en el marco de un control especial político pueda dar respuesta a la problemática de la falta de suministro de agua que se viene presentando en la ciudad.

“Es importante y he hecho la aclaración para que el concejo en pleno tenga en cuenta que estos gerentes o representantes legales de las empresas de servicios públicos domiciliarios que operan en el municipio, ya no son invitados. Esta invitación daba la posibilidad de que la persona asistiera o simplemente se excusara. Con la Ley 1551 en su artículo 32 numeral 12, los concejos municipales y distritales podemos hacer citaciones especiales para control político a estas personas representantes o gerentes de las Empresas de servicios públicos domiciliarios y es responsabilidad de ellos asistir. De no hacerlo nosotros notificaremos a la Superintendencia de servicios públicos, quien de manera inmediata iniciará una investigación”, agregó el concejal.

El cabildante invitó a sus demás compañeros a utilizar todas las herramientas jurídicas que les otorga la ley para que se puedan tratar problemas de gran envergadura, como el relacionado con la falta de suministro de agua potable.

Otro de los problemas que enfrentan las familias que han comprado en los nuevos conjuntos residenciales es la falta de presión del agua, y es más evidente en torres como las de Maiporé que alcanzan los ocho pisos de altura.

“La presión solo permite que el agua potable llegue al segundo piso, haciendo que el suministro se dé solo con carrotanques y los residentes deban bajar, recolectar el agua en baldes y luego subirla. Esa no es la calidad de vida que queremos para los nuevos habitantes de la ciudad y para aquellos que han tenido la posibilidad de adquirir un bien nuevo; realmente es nuestra responsabilidad que citemos al Dr. Diego Bravo, gerente de la EAAB, para que venga al recinto y en el marco de un control político nos explique si estas constructoras y proyectos urbanísticos tuvieron pre factibilidad de servicios públicos, porque recordemos que para iniciar la construcción debieron tener resuelto el tema de servicios públicos, y si no fue así, entonces cómo se les permitió construir?”, finalizó el concejal.