Señalamientos como la exagerada demora en la conciliación del POT, el elevado presupuesto que se lleva anualmente del municipio, las trabas a los mineros que quieren legalizarse, la falta de control a las denominadas nivelaciones topográficas y la ausencia en la inversión local, fueron algunas de las críticas que los concejales lanzaron en contra de la entidad ambiental.


nuevo-colegio-Soacha

nuevo-colegio-Soacha

El concejal Dagoberto Durán criticó el papel de la Car en Soacha y dijo que la entidad está fallando en su papel de órgano controlador del medio ambiente. “Uno de los grandes vacíos es el fomento de las mal llamadas nivelaciones topográficas en los predios rurales; las fomentó la finca Ricatama dos, de propiedad de José Hugo Rangel, presidente de la JAC de la vereda Bosatama. La Car le autorizó un nivel determinado y él sobrepasó esos niveles, ahora todo el mundo ha venido haciendo las nivelaciones, poniendo en riesgo los predios aledaños. Eso ha permitido que haya un desorden indiscriminado de la disposición final de escombros y la Car no ha buscado juiciosamente el camino adecuado a efectos de reglamentar dichas nivelaciones, especialmente en los predios anegados”.

Otro de los aspectos que Durán denunció fue la traba que la entidad ambiental le pone a los mineros que quieren legalizarse y propuso que se cree un mecanismo para orientarlos y capacitarlos a efectos de que tengan su título minero o licencia ambiental, pero además para que logren pagar sus regalías por la explotación y uso de esos recursos.

El cabildante cuestionó duramente a la Car por el tema de la conciliación del POT, argumentando que van 12 años y la entidad no ha sido capaz de darle viabilidad.

“Estamos después de 12 años sin hacer un ajuste del POT, hay que reacomodar el uso del suelo de nuestro municipio y por demandas a artículos como el del corredor industrial, la Car sigue con el tema de que tiene el POT en conciliación y hasta tanto no salga de allí no se puede ajustar, y eso está frustrando una serie de megaproyectos relacionados con el desarrollo regional y nacional”, agregó.

Pero el tema que nadie entiende es por qué la CAR se lleva un grueso presupuesto del municipio y no reinvierte ningún dinero en el cuidado y protección ambiental. Según el secretario de Hacienda, Alfonso Bogotá Prieto, en el primer trimestre de este año Soacha le giró 4 mil millones de pesos a la Car y se proyecta unos 12 mil millones durante el 2012.

Lo anterior es aún más preocupante cuando se escuchan denuncias como la del Director de gestión Bioambiental, Jonh Pedro Cometa, quien aseguró que de todos los proyectos que el municipio le ha radicado a la Car, ninguno ha sido aprobado, es decir, en la entidad ambiental no se encuentra solución a las actividades comerciales, industriales, mineras y todas las que tienen que ver con los recursos naturales.

Sobre el debate

El pasado viernes, el concejo municipal convocó a todas las entidades que tienen que ver con el medio ambiente del municipio para encontrar soluciones a la problemática que en esta materia se enfrenta en los diferentes sectores del territorio local.

Asistieron los secretarios de Infraestructura, Planeación, Educación, Hacienda, Gobierno, el Director Bioambiental, la Contralora, el Personero delegado, la directora de la Car y los inspectores de Policía, entre otros.

“Aunque la Car y el municipio se culpan mutuamente, hoy quedó claro que van a unir esfuerzos para solucionar temas que tienen que ver, sobre todo, con la minería y las escombreras en el municipio; en materia de recolección de basuras es claro que estamos perdiendo plata, entonces vamos a ver qué mecanismo se busca con la administración para tener un mejor uso, que sea benéfico para la ciudad pero sin afectación ambiental. Los inspectores también han dejado plasmadas las inquietudes porque ellos están en una encrucijada debido a que no hay cosas claras para que puedan ejercer un verdadero control ambiental”, explicó el presidente del concejo Alonso Rodríguez Chía.

Una de las conclusiones del debate tiene que ver con el nombramiento de una Comisión por parte del concejo, formada por cinco integrantes, la cual cumplirá un papel de acompañamiento y seguimiento para que se haga efectiva la promesa de unir esfuerzos entre todas las dependencias de la administración y la Car, con el acompañamiento de entidades como la Personaría, la Contraloría y la Policía ambiental.

También quedó la propuesta de construir una mesa de concertación que le permita a los usuarios de los recursos naturales renovables y no renovables hacer un uso racional y sostenible de éstos, y que el municipio tenga un verdadero control sobre su explotación.

Finalmente, el concejal Dagoberto Durán anunció que por solicitud propia, en agosto próximo se desplazará al municipio de Soacha la Comisión V de la Cámara, encargada de la parte minera y ambiental, para debatir y plantear propuestas que tengan que ver con el presupuesto y la política nacional de ambiente, y el ajuste de algunas normas nacionales que no le permiten el normal desarrollo armónico y sostenible al municipio de Soacha.