Con 17 votos positivos y 2 negativos, y luego de 15 horas de sesión, el Concejo de Soacha aprobó el Plan de Desarrollo Municipal  para la vigencia 2020 – 2023 ‘El Cambio Avanza’. 

El miércoles anterior el documento fue aprobado en comisión y anoche (sábado) cumplió su trámite en plenaria.

Para  los 17 cabildantes que lo aprobaron,  el documento fue construido a través de la participación de la comunidad y luego de un proceso diagnóstico, en cual sobresalen  los temas de movilidad, educación, política social, infraestructura y seguridad del municipio de Soacha. Así las cosas, el Plan de Desarrollo pretende dar soluciones a las problemáticas que aquejan a la ciudadanía, teniendo en cuenta una importante inversión social para mitigar el crecimiento de la pobreza y la desigualdad.

Según el cabildo, la administración municipal busca que Soacha avance y se consolide como uno de los municipios más prósperos y organizados, convirtiéndose en un espacio donde los habitantes gocen y mejoren su calidad de vida, promoviendo la elevación del nivel de educación, mejoras en la salud y fortalecimiento de la economía a través de un enfoque de desarrollo sostenible.

No obstante, los concejales Norberto Cuenca y Heiner Gaitán votaron negativo el plan por considerar que hay vacíos en su construcción e impacto.

«No desconozco algunos aspectos positivos del PMD como las metas en Gestión Catastral y el reconocimiento a los cuidadores. Pero voté negativo al Plan Municipal de Desarrollo porque la agenda ambiental quedó relegada, en tiempos que la crisis climática exige mayor compromiso de los gobiernos; se desmontó la estrategia de cuadrantes saludables, que no era más que acercar el derecho a la salud a las comunidades vulnerables; la estigmatización y falta de perspectiva con los trabajadores de la economía informal que, por razón de la crisis económica, tenderán a aumentar; porque se pretende privatizar la agenda cultural del municipio con la corporación Sol y Luna, mientras se destinan 15 mil millones a un paquete turístico aún incierto, y porque no hay vocación de traer al sistema público la infraestructura educativa que está en manos de operadores privados«, aseguró el concejal Heiner Gaitán

Por su parte, el presidente del concejo,  Carlos Alberto Opina, felicitó a los ponentes del proyecto y agradeció a los demás concejales, a la comunidad en general y a los medios de comunicación que acompañaron e hicieron parte de este proceso, “ya que con sus conocimientos e ideas permitieron enriquecer el Plan de Desarrollo Municipal que tendrá vigencia este cuatrienio”, sostuvo.

Sin embargo, durante la discusión y su posterior aprobación, se escucharon voces a favor y en contra del documento.

“Creo que el Plan de Desarrollo no habla claro de cómo mitigar la problemática de los vendedores informarles y la movilidad del municipio. En campaña se prometió el desembotellamiento de la cuidad”, escribió Rigoberto Romero.

“Pueda ser que en cuestión de seguridad se le llegue a todas esas ollas  de microtráfico que han existido siempre y a todo tipo de jíbaros que se pasean como Pedro por su casa,   aunque parece que de esto  solamente se da cuenta el ciudadano  del común “, dijo Melquicedec Guerrero.

 “¿Cuál cambio?, si siguen favoreciendo convenios y entregando contratos que no benefician a la población más vulnerable, vergüenza ajena es la que sentimos muchos”, añadió   Miguel Ángel Aldana Pulido.

Lo cierto es que con todos los reparos desde el tema ambiental, cultural, mitigación de la pobreza  y de espacio público, entre otros, anoche se aprobó el Plan de Desarrollo Municipal de Soacha, que será la ruta de navegación del alcalde Juan Carlos Saldarriga para su periodo de Gobierno.  En adelante serán las veedurías, los líderes, segmentos poblacionales y el ciudadano de a pie los  que tendrán la responsabilidad de vigilar que se ejecute y que lo que se propuso en campaña, se cumpla.