Fiesta, música, cultura, belleza, ferias comerciales y ganaderas, exposiciones de especies menores y caninas, eventos de integración deportiva y social y
juegos pirotécnicos, enmarcaron el Festival Ganadero y Cultural que vinculó a los sibateños en una fiesta de tradición y desarrollo económico.


Entre el 18 y 21 de septiembre, el Páramo se volvió feria. En el desarrollo del Festival Ganadero y Cultural de este sector, quedó en evidencia la preservación de tradiciones, el arraigo del orgullo labriego y el valor productivo que desde la tierra alta del oriente sibateño se generan recursos económicos que significan un gigantesco rubro de flujo monetario y de materia prima para el centro del país.
Viernes, sábado, domingo y lunes, días que unieron a las veredas Usabá, Delicias, La Cantera, Romeral, Aguas Claras, y Bradamonte como vitrina económica y cultural del páramo de Sibaté.

Entre los grandes eventos se destacaron el gran festival ganadero, el cual permitió que se transaran grandes negocios entre comerciantes y ganaderos locales, de municipios vecinos, y algunos de la sabana de Bogotá. Igual integración fue la vivida el domingo con la cabalgata que partió del Coliseo de Ferias, y recorrió la nueva vía pavimentada hasta Romeral. Cerca de 100 caballos acompañaron la romería que llevó más participantes a la actividad del día: una becerrada.

Así mismo un reinado puso en escena las mejores bellezas del lugar, usando trajes de la cultura que reflejan el arraigo tradicional de la zona.

El alcalde José Uriel González Vargas rescató el valor del evento, y aseguró que así se inicia un periodo de cultura al que ha denominado «Desfile Cultural por Nuestro Municipio», y que tendrá por destino el cumpleaños de Sibaté.