El cruce de la calle 22 con autopista Sur se ha visto por estos días más congestionado de lo normal debido a cierres en 3M y avenida Indumil por trabajos y mantenimientos en estas vías.  

Sin embargo, la alcaldía municipal ha dispuesto de Auxiliares Viales Estratégicos (AVE) para ayudar a agilizar el flujo de vehículos en el Tropezón, punto que siempre se ha visto afectado por los tiempos prologados de los semáforos y porque los conductores intentan pasar a toda costa, bien sea por la autopista o quienes salen de la calle 22.

No obstante, y aun con la presencia de los Auxiliares Viales Estratégicos, la imprudencia de los conductores puede más, pues no esperan que se les dé la orden de paso y arrancan a la señal del semáforo sin esperar que los vehículos hayan terminado de pasar y se lanzan sobre la autopista, generando más trancón y caos vehicular.

“Uno está listo a la señal del semáforo y cuando cambia pues arranca, pero los carros no pasan rápido en la autopista y si uno se pone a esperar que le den vía, no sale nunca”, manifestó Carlos Rodríguez, quien frecuentemente pasa por el sitio y estaba próximo a salir a la autopista Sur, pero no le fue posible por la congestión que se formó cuando varios vehículos intentaron cruzar al tiempo.

Felipe, un peatón que pasaba por el sitio manifestó: “Esto solo se normaliza hasta que llega la policía de tránsito porque los conductores saben que ellos sí pueden ponerles un comparendo; los conductores no respetan que, aunque el semáforo esté en verde, se esta dando vía para que los otros terminen de pasar”.

Lo que se espera es que los conductores de vehículos que transitan por todos los puntos del municipio respeten y acaten las señales de los Auxiliares Viales Estratégicos, pues estos mismos se han dispuesto para mejorar la movilidad en el municipio, pero si los conductores y transeúntes no respetan, será difícil evitar la congestión en determinados puntos de la ciudad.

Por Michael Rojas.