Cese del tren del Pacífico, salida de Odebrecht de obras del río Magdalena y falta
de opciones para vía Cúcuta-Pamplona, las preocupaciones.


Tras varios años en los que el Gobierno se dedicó a solucionar problemas heredados en la contratación de proyectos de infraestructura y transporte, y a destrabar iniciativas que estaban paralizadas, en los últimos días ha tenido que enfrentar las primeras situaciones que, en algunos casos, alteran los cronogramas establecidos por el Ministerio de Transporte o sus entidades adscritas.

En efecto, los hechos registrados en las últimas semanas como el cierre de operaciones del Ferrocarril del Pacífico por parte del concesionario Trafigura, el anuncio de Odebrecht en el sentido de que busca un socio para venderle su participación mayoritaria en el consorcio Navelena, al que le fue adjudicado el contrato de navegabilidad del río Magdalena, y la falta de proponentes para la construcción de la doble calzada entre Cúcuta y Pamplona se convirtieron en los primeros casos de contratos del sector de infraestructura y transporte que enfrentan dificultades.

Aunque los tres episodios no son comparables con los problemas que el Gobierno del presidente Santos heredó y ha tenido que resolver, como el túnel de La Línea, la doble calzada Bogotá-Girardot, las muelas de la vía Briceño-Tunja-Sogamoso, en Tocancipá, y el puente de Boyacá, los impases registrados con los proyectos de ferrocarril, navegación fluvial y una doble calzada en Norte de Santander han comenzado a llamar la atención.

El director de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade, dijo que la razón por la que no se presentaron proponentes para la construcción de la doble calzada Cúcuta-Pamplona es que la mayoría de los concesionarios han llegado al tope de su capacidad, al tiempo que se han endurecido las condiciones de financiación de proyectos de infraestructura. “Estamos trabajando con la Financiera de Desarrollo Nacional para ampliar los recursos disponibles. La entidad podrá ofrecer hasta $600 mil millones por proyecto, en préstamos de largo plazo, tan pronto se capitalice con los recursos de la venta de Isagén”.

Andrade indicó que se está trabajando en un mecanismo de cobertura cambiaria para que los bancos extranjeros presten en el país.

Fuente: Portafolio.co