Quedó  sin efecto la decisión del Tribunal de Cundinamarca que ordenó al presidente suspender las actividades de las tropas estadounidenses que llegaron al país en junio.

La decisión del Tribunal de Cundinamarca se dio por una acción de tutela de varios congresistas de oposición que reclamaron que esos soldados no podían estar en territorio colombiano hasta que el Senado diera su autorización.

En ese momento, los senadores alegaron que se les había vulnerado su derecho de participación en política, en la modalidad de control político.

Sin embargo, el Consejo de Estado respondió a la apelación de la Presidencia de la República y determinó que ese mecanismo no era el adecuado para ello y que excede la competencia del juez de tutela.

El alto tribunal advirtió que “los accionantes no acreditaron que agotaron ante las mesas directivas del Senado, ni a través de los canales dispuestos para la protección de los derechos de oposición, el derecho a la participación, cuya solicitud de protección trasladaron al juez de tutela”.

Adicionalmente, el Consejo de Estado consideró que no hubo ningún impedimento para que los congresistas ejercieran sus funciones y que como  tampoco les fue negada una proposición de debate sobre el tema, no podían acudir a la tutela para garantizar sus derechos en el Senado.

En ese sentido, también queda sin efecto el incidente de desacato que el Tribunal de Cundinamarca le había abierto al presidente Iván Duque este viernes por no cumplir la orden de detener las actividades de las tropas extranjeras y le daba tres días para pronunciarse sobre ese incumplimiento.

Al conocer esta decisión, el senador Iván Cepeda, uno de los tutelantes, anunció que impugnará la decisión del Consejo de Estado que se conoció este sábado.